Hay que reconocerlo: El gran público europeo no conoce todavía a Infiniti, la marca de lujo de Nissan. De eso hablamos hace unos meses con Javier Arias, mánager de comunicación de Infiniti en España y Portugal, cuando se cumplían dos años de la marca en nuestro país. Vencer la reticencia de lsos clientes hacia productos desconocidos es complicado, como nos indicaba en la entrevista, pero también hace falta aumentar la gama y ofrecer productos acordes con el mercado.

Por eso Infiniti, para aumentar su cuota de mercado en Europa, lanzará en unos años (quizás 2014)  un coche que combina las cualidades de un cupé, una berlina de cicnco puertas y un SUV: El Etherea.

Este prototipo que El Mundo ha tenido la suerte de “probar” (sólo como pasajeros) se basa en la plataforma del mayor superventas de los todocaminos: el Nissan Qashqai. También copia de él la batalla, así que es posible que este Infiniti se convierta en el pirrmer tracción delantera de la marca.

Para mover a este coche, Infiniti ha optado por un par de motores: un gasolina decuatro cilindros y 2,5 litros que rinde 245 CV y un propulsor eléctrico que mejora las prestaciones y rebaja los consumos. Van asociados a una transmisión de variador continuo.  Infiniti affirma que, como el M35h, el tren motriz híbrido está diseñado para utilizar energía eléctrica limpia con frecuencia, durante períodos más largos y a velocidades más altas que los híbridos en general.

Para equilibrar más el rendimiento y ecológico, Etherea lleva una suspensión independiente, una unidad de frenado regenerativo y una dirección hidráulica/eléctrica.

El Etherea mide 4.4 metros y según Infiniti, “propone un nuevo acercamiento al convencional compacto“. Destacan las líneas dinámicas, el ágil pilar C avanzado, los faros LED en media-luna  que no tiene pilar central, que facilita la entrada a sus cuatro asientos elevado. Eso sí, vemos difícil que esto llegue al modelo que se fabrique en serie.

El salpicadero distingue la zona del conductor y la del pasajero. Incluye, como buen prototipo que se precie, una pantalla de “info-entretenimiento” táctil similar a un iPad. También incluye rasgos de la cultura japonesa, como los ribetes de los asientos (inspirados en los kimonos), o el revestimiento de papel con estilo del pergamino.

Antes del Infiniti compacto, la marca japonesa lanzará un modelo 100% eléctrico. Será en 2013 y utilizará el sistema basado en el Leaf, aunque más potente.

Fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta