Tras un lustro en el mercado, el Jeep Renegade se ha actualizado de cara a 2019. Con los nuevos tiempos que corren, cada vez son más los fabricantes que optan por incluir entre sus filas un modelo híbrido. En esta ocasión, el último en apuntarse ha sido el Jeep Renegade Plug-in Hybrid.

La versión híbrida enchufable del vehículo más compacto de la casa estadounidense está equipada con un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros turboalimentado de 1.3 litros de cilindrada. Junto a este, un sistema eléctrico compuesto por un motor eléctrico situado en el eje trasero y una batería de iones de litio. Es decir, el motor de combustión se encarga de impulsar el eje anterior mientras que, el eléctrico, el posterior.

Gracias a este sistema híbrido, el Jeep Renegade Plug-in Hybrid puede recorrer hasta 50 kilómetros sin emitir ni un gramo de emisiones por la salida de escape, por lo que este SUV híbrido enchufable contará en nuestro país con la etiqueta de emisiones Cero. Al no disponer de un eje de transmisión que lleve la potencia desde el frente hasta la zaga, el Jeep Renegade Plug-in Hybrid cuenta con un sistema de tracción total bautizado por la marca como 4x4e.

La potencia máxima del conjunto es de 190 CV, pudiendo cubrir el sprint de 0 a 100 km/h en “unos siete segundos” y alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h en modo completamente eléctrico. Aún pendiente de homologación, tendremos que esperar para conocer las cifras definitivas. Las emisiones en ciclo mixto rondarán los 50 g/km

En el interior, esta versión híbrida enchufable cuenta con un panel de instrumentos distinto al resto de versiones de gasolina y diésel. Se mantiene el tacómetro en lado izquierdo y la pantalla central, pero el velocímetro analógico se ha sustituido a favor de un indicador que muestra el estado de la batería. Adicionalmente, el sistema multimedia dispone de un menú para visualizar los flujos de energía y el consumo eléctrico.

Fuente: Jeep
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta