Logo de Noticias Coches
Kimera EVO37 Lancia 037 Restomod
Luis Blázquez

Kimera EVO37, la forma más fidedigna de traer de vuelta al memorable Lancia 037

El mito del Lancia 037 de los 80 regresa gracias al restomod realizado por KimeraAutomobili en Italia, quien ha dado forma al espectacular Kimera EVO37. Inspirado en la antigua gloria de los rallies italiana, este bello vehículo ha sido creado mediante un proceso de diseño y de construcción contemporáneos, con métodos típicos de excelencia de la industria automotriz tales como el escaneo 3D, la ingeniería inversa, CAD, CAE, prototipado rápido, fresado CNC, sinterización, electrónica, y lo último en tecnología vamos.

El proyecto Kimera EVO37 fue concebido con profundo respeto por el pasado, involucrando de inmediato al grupo de trabajo que en su momento dio vida a los coches que inspiraron el EVO37. Franco Innocenti ha transmitido a la compañía la impronta del metódico trabajo de taller. Claudio Lombardi ha revisado completamente el motor, mientras que Sergio Limone ha visto y aprobado el diseño del chasis y del nuevo vehículo, que según su consejo no se ha distorsionado con respecto al modelo al que pudieron dar vida unas cuántas décadas atrás.

Asimismo, Vittorio Roberti consideró correcto el proceso de construcción y los materiales del automóvil. Además, también participó el Campeón del Mundo de Rallies, Miki Biasion. El diseño del coche fue concebido por Luca Betti, revisado, optimizado y desarrollado, sin dejar de ser fiel a la línea original del mismo, que ganó en los pistas de los años 80 y 90. Porque, aunque seas un profano del mundo de los rallies, siempre es de apreciar que en el nuevo Kimera EVO37 han estado implicados muchos de los nombres que alentaron el modelo original.

El punto de partida del EVO37, como en el aquel 1982, es la célula central del esqueleto del Lancia Beta Montecarlo de producción, a la que se anclan dos subestructuras tubulares, una en la parte delantera y otra en la trasera. La configuración y la dinámica en esta estructura se ha calibrado para ser más amigable, pero sin perder un ápice de su carácter. En esta evolución, el chasis tubular es autoportante –como en el caso del Delta S4–, en la que la estructura del avión es sólo la “carcasa” del bastidor y de la barra antivuelco del habitáculo.

La inconfundible línea del Lancia 037, ya conceptualmente definida (no lo veremos al natural hasta el Goodwood Festival of Speed 2021, del 11 al 18 de julio) se transferirse de la década de 1980 para dar paso a la fibra de carbono en virtud del uso de fibra de vidrio. Las formas de ambos capós se ha reelaborado, lo que ayuda a conseguir unas líneas limpias y un aumento de la solidez estructural a la par que funcional, así como una calidad percibida que fácilmente alcanza el estándar típico de deportivos de la talla de los más grandes del sector.

Su estética general se ha mantenido y modernizado gracias a una ligera reducción en los voladizos y a un aumento en el ancho de los ejes, que se logra con una nueva referencia al Delta S4 en el ensanchamiento en forma de “Y” en los lados, justo por encima de las ruedas. En los extremos, las luces mantienen sus formas, tamaños y proporciones, pero se renuevan en sus materiales combinando la última tecnología LED con diodos de conducción diurna que sirve también como luz de carretera y cruce. Ciertamente, el conjunto no decepciona.

El Kimera EVO37 está equipado con neumáticos Pirelli “sobredimensionados”, tanto en el radio como en el tamaño de la banda de rodadura (18 pulgadas delante y 19” detrás). Las suspensiones se han rediseñado por completo –cortesía de Öhlins–, e incluso mantienen el mismo diseño de la época pero traído a 2021 gracias al empleo de piezas mecanizadas a partir de un juego de amortiguadores ajustables. Los frenos corren a cargo del especialista Brembo y se puede escoger entre discos tradicionales sólidos o unos carbonocerámicos.

A pesar de que Kimera Automobili no proporciona imágenes del habitáculo, se nos dice que la cabina del EVO37 mantiene la misma estructura de salpicadero y de túnel central que el 037, pero está completamente renovada. El salpicadero en sí se mantiene plano y liso, pero se sustituye el vinilo –plástico– por fibra de carbono, con bordados en Alcántara o cuero. Se mantienen los diales analógicos y la botonera, y se incluye un freno de mano hidráulico. Y se quiere, se pueden montar unos asientos de competición con arneses de cuatro puntos.

Al tratarse de un fiel homenaje al biplaza de los 80, tras los asientos nos encontramos con la misma unidad de cuatro cilindros y 2.1 litros, igualmente sobrealimentado por partida doble mediante un turbocompresor y un compresor volumétrico para alzarse con un total de 512 CV de potencia y 550 Nm de par motor. Y como no podría ser de otra manera, la energía de dicho propulsor queda gestionada por una caja de cambios manual de seis relaciones hacia las ruedas posteriores; todo el grupo rediseñado desde cero y construido por Italtecnica.

La firma italiana tiene la intención de fabricar 37 unidades –sorpresa–, de los cuales sabemos que todos y cada uno de ellos estarán basados ​​en un 037 Stradale (que a su vez parte de la base del Montecarlo). La especificación más básica tiene un precio de 480.000 euros, según declara la empresa. Cada Kimera EVO37 es personalizable en casi todos los aspectos donde puedas imaginar, incluso con decoraciones clásicas. Lamentablemente, parece que ya hay unos cuántos ejemplares adjudicados, pero nos conformaremos con verlo en Goodwood.

Fuente: Kimera Automobili

Galería de fotos:

  • Lancia
  • prototipo