Uno de los coches más deportivos del mercado es el KTM X-Bow, todo un coche de carreras homolgado para circular en vías públicas, fabricado en fibra de carbono.

Pero el X-Bow tenía un gran “hándicap” (y lo entrecomillamos porque no tenemos muy claro que lo sea). Para poder conducirlo debía usarse casco. Ahora, KTM ha regresado al Salón del Automóvil de Ginebra para presentar el primer X-Bow con parabrisas, este KTM X-Bow GT, para poder conducirse sin casco. Basado en el KTM X-Bow R, este nuevo deportivo de 285 CV (entre los 240 CV del X-Bow “Street” y los 300 CV del X-Bow R). está también construido íntegramente en fibra de carbono. Esto le otorga un escaso peso, lo que unido a sus suspensiones casi de Fórmula 1, le otorga una prestaciones más que radicales.

Pero el parabrisas, que protegerá a los ocupantes del torbellino que este bólido es capaz de desatar, no es la única novedad, sta nueva versión aumenta su versatilidad al incorporar un pequeño maletero de 50 litros. También equipado con una capota blanda que puede montarse, manualmente, de forma rápida, para protegerse de la lluvia

Opcionalmente, puede también decorarse con nuevos colores y accesorios de la gama Power Parts además de piezas de mejora. El resto de la gama  de KTM permanece invariada, con los  más radicales X-Bow R y RR, con la mecánica TSI de Audi de 300 CV, este último diseñado originalmente para la competición y protagonista de la KTM X-Bow BATTLE.

El KTM X-Bow GT ya se puede pedir en la red de concesionarios de la marca, que empezará a entregar las primeras unidades de esta máquina a lo largo de los meses de abril y mayo de 2013.

Pero eso no es todo. En los planes de futuro y en KTM suena con fuerza la posible incorporación al KTM X-Bow del motor de cinco cilindros de Audi, el propulsor de gasolina sobrealimentado que nos encontramos, en modelos como el Audi TT RS, o el Audi RS3.

Fuentes: KTM; Evo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta