Logo de Noticias Coches
Lamborghini Countach LP500 reconstruccion – 2
Mario Nogales

El Lamborghini Countach LP 500 vuelve a la vida tras 25.000 horas de trabajo

Fue en el Salón de Ginebra de 1971 cuando fue presentado el Lamborghini Countach LP 500, un prototipo que venía a representar el que sería su coche ideal. Se trató de la primera aproximación al vehículo de producción que debutaría en 1974 para sustituir al mítico Miura. Ese ejemplar que fue expuesto inicialmente, sería sacrificado en pruebas de choque y posteriormente desapareció. Hasta ahora que ha sido reconstruido y devuelto a la vida en un proceso muy complejo.

Polo Storico de Automobili Lamborghini ha sido el encargado de esta reconstrucción que les ha tomado 25.000 horas de trabajo. Curiosamente ha sido un cliente particular el que le preguntó directamente a la marca para recuperar este vehículo histórico. Fue a finales de 2017 y desde ese mismo momento se pusieron a recopilar información y analizar cómo podían proceder para hacer un Lamborghini Countach LP 500 que fuera idéntico al original.

Se comenzó con el chasis, que tenía desafío por parte doble al ser diferente del tubular que tenían los Countach de producción y tenía que seguir los estándares de la época. Lo mismo pasaba con la carrocería, en la que se empleó el batido de chapa tradicional. Incluso el interior y la mecánica fueron realizados con repuestos originales de Lamborghini, componentes restaurados o algunos reconstruidos desde cero.

Curiosamente también se montaron unos neumáticos muy especiales. En el momento que se presentó el Lamborghini Countach LP 500, los de Sant’Agata tenían una colaboración con Pirelli. La empresa de neumáticos les suministraron un juego de Cinturato CN12 para el prototipo de Ginebra y el objetivo era recrearlos también. Fue posible gracias a los archivos de la Fondazione Pirelli, donde estaban planos originales del neumático, que fue hecho en las medidas 245/60 R14 para la parte delantera y 265/60 R14 para la parte trasera.

El color de este Lamborghini Countach LP 500 fue otro reto. Solo pudo ser conseguir gracias al análisis de los archivos de PPG, que permitieron que la marca llegase a la composición exacta de este tono de amarillo que es llamado Giallo Fly Speciale. En definitiva, un trabajo remarcable que llegó justo a tiempo para que el cliente lo disfrutara en Villa d’Este, uno de los eventos más exclusivos. del mundo del motor.

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Lamborghini
  • restauración