No hace mucho hablábamos de la inminente llegada al mercado del Jeep Wrangler 4xe. Y es que la electrificación va a ir acaparando todos los nichos del mercado, incuido el de los auténticos todoterreno. La respuesta a los americanos no ha tardado en llegar con el Land Rover Defender 400e, otro híbrido enchufable con aptitudes camperas. 

Este nuevo SUV PHEV se basa en la carrocería larga del Defender 2020, con cuatro puertas y mayor distancia entre ejes (el Defender 110). No será solamente el miembro de la gama más eficiente, sino que también presume de ser el más potente. En un coche así, desde luego, interesa más que emplee su tecnología electrificada para garantizar que el Defender pueda llegar a cualquier lugar. No sólo lo hacce, sino que hablan del Land Rover más capaz de todos los tiempos.

Al grano. El Defender 400e combina la potencia de un motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros de 300 CV con un motor eléctrico de 140 CV, ambos montados en la parte delantera. La potencia combinada de este Land Rover es de 404 CV y 640 Nm de par el sistema de propulsión puede enviar la energía de tres formas diferentes:

  • Modo EV: Conducción totalmete eléctrica, hasta 43 km.
  • Modo Save: Emplea solamente el motor de combustión para moverse, reservando la energía de la batería para más adelante.
  • Modo Parallel Hybrid: emplea ambos motores.

Con todo el par del motor eléctrico disponible desde 0 revoluciones por minuto, el tren motriz electrificado aumenta la capacidad todoterreno a bajas velocidades. Y anuncia prestaciones excelentes, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, con una velocidad máxima de 209 km/h.

De nutrir al motor eléctrico del Land Rover Defender 400e se encarga una batería de iones de litio de 19,2 kWh de capacidad, montada en la parte baja de la parte trasera del vehículo, para no perder espacio interior. La cifra homologada de consumo es de 3,3 l/100 km, con 74 g/km de emisiones de CO2. 

El vehículo se entrega con un cable con el que se podrá recargar la batería hasta el 80% en apenas dos horas. Empleando uno convencional, es posible realizar una carga más lenta al comleto. Y admite carga rápida. En un cargador de 50 kW, la batería alcanza el 80% de su capacidad en 30 minutos.

Ganas de probar este sistema en carretera, pero sobre todo fuera de ella, pues la idea de moverte a bajas velocidades en espacios salvajes despacio y sin ruido es más que interesante. Porque las capacidades off-road se mantienen y es capaz de remolacar nada menos que 3.000 kg y cargar sobre el techo 168 kg.

Ya sabemos que de serie contará con la suspensión neumática electrónica, llantas de aleación de 20 pulgadas y el punto de carga eléctrica en el lado izquierdo. Estará disponible en configuraciones de cinco y seis asientos.

No llegará solo al mercado, ya que se anuncia también una variante turbodiésel, con hibridación ligera, motor de seis cilindros y 300 CV de potencia, nueva tracción inteligente en las cuatro ruedas y un paquete de estética X-Dynamic.

Fuente: Land Rover

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta