A principios de 2021 llega al mercado el nuevo Jeep Wrangler 4xe, que es la variante híbrida enchufable del todoterreno lanzado en 2018. Se trata del tercer modelo de la marca con esta tecnología de propulsión, toda vez que ya están en venta el Renegade 4xe y el Compass 4xe. Es posiblemente el coche híbido enchufable con una orientación más clara para circular fuera del asfalto y sólo se puede elegir con la carrocería de cinco puertea, denominada Unlimited.

Se mueve gracias a la combinación de varios propulsores para lograr una potencia total de 375 CV (280 kW) y 637 Nm de par máximo. En la parte térmica cuenta con un motor de gasolina 2.0 de cuatro cilindros sobrealimentado con compresos. Luego hay un motor eléctrico integrado en la caja de cambios ZF de ocho relaciones y otro ubicado en la parte frontal del motor de propulsión y que reemplaza a alternador y motor de arranque.

De nutrirlo de energía se encarga una batería de iones de litio de 17 kWh de capacidad, que se ha ubicado bakos los asientos traseros. Son 96 celdas y funciona a 400 V y lo protege una estructura de aluminio, con su propio circuito de refrigeración y calefacción. La marca anuncia 40 km de autonomía eléctrica, pero es una cifra pendiente de homologación. Además hay una batería de 12 voltios que, si bien no sirve para arrancar el coche como en un vehículo convencional, sí alimenta a los accesorios.

Hay dos embragues que se encargan de distribuir la potencia que llega de ambos propulsores. El primero, un embrague doble que se sitúa entre ambas unidades impulsa al Wrangler en modo eléctrico si está abierto. Si se cierra, son los dos propulsores los que entregan el par a través de la transmisión automática. 

¿Puede un híbrido enchufable ser un buen todoterreno?

En principio la electricidad no casa bien con el barro de una conducción fuera del asfalto. Jeep nos cuenta que se han sellado a prueba de agua todos los componentes y sistemas electrónicos de alto voltaje, incluido el cableado entre el paquete de baterías y los motores eléctricos. Así, puede vadear ríos de hasta 76 cm de profundidad.

También se ha protegido bien el puerto de carga. Está en la parte delantera izquierda y se abre y cierra por presión. Y las versiones del Wrangler 4xe ofrecendos tipos de tracción:

  • 4xe y Sahara 4xe: Equipan sistemas de transmisión 4×4 permanentes y caja de transferencia de dos velocidades Selec-Trac con una relación de reductora de 2.72:1. Puede contar con diferencial trasero de deslizamiento limitado Trac-Lok proporciona agarre extra en situaciones de baja tracción, por ejemplo, cuando se transita sobre piedras, arena, nieve o hielo.
  • Rubicon 4xe: Suma el sistema 4×4 Rock-Trac que incluye una caja de transferencia de dos velocidades con una relación de reductora de 4:1, bloqueo eléctrico de los diferenciales delantero y trasero Tru-Lok. Mantiene la articulación y recorrido de la suspensión mejorados, con desconexión eléctrica de la barra estabilizadora.

También cuenta con el sistema Selec-Speed con controles de ascenso y de descenso de pendientes y ganchos de remolque, placas protectoras, llantas todoterreno de 17 pulgadas… Y buenos ángulos de entrada de 44 grados, ventral de 22.5 y de salida de 35.6, además de una buena distancia libre al suelo de 20.

Además, el Jeep Wrangler 4xe cuenta con tres modos de funcionamiento, llamados, E Selec, que se seleccionan con botones en el salpicadero. Son los habituales en SUV híbridos enchufables y pueden emplearse incluso con tracción total y reductora.

  • Modo Híbrido: el modo por defecto, emplea la energía eléctrica y gasolina para el motor 2.0 en momentos en que sea más eficaz.
  • Modo Eléctrico (EV): Se mueve solamente con energía eléctrica y no se activa el motor de gasolina salvo que no haya carga. el tren motriz recurre únicamente a energía eléctrica. Cuando la batería llega a su mínimo y el conductor requiere más torque (por ejemplo, al pisar a fondo el acelerador), se activa el motor de gasolina.
  • Modo eSave: prioriza la utilización del motor de gasolina, reservando la batería para más tarde o incluso recargándola. 

En la pantalla de sistema de información y entretenimiento Uconnect se puede ver el flujo de energía y otras funciones propias de esta tecnología, como el impacto del sistema de frenado regenerativo, programar los tiempos de carga…

Por lo demás, sigue las pautas estéticas del modelo, con grandes posibilidades de personalización. Estrena un color azul (Electric Blue) exclusivo para el Rubicon 4xe, además de otros 10.

Fuente: Jeep
Galería de fotos (se trata de un modelo –no homologado– de pre-producción que se comercializará en América del Norte):

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta