Ni Bridgestone, ni Pirelli, ni siquiera Michelin. Audi, Ford, Mercedes o BMW no son sus clientes potenciales. El mayor fabricante de ruedas del planeta es LEGO, la popular empresa de juguetes danesa que desde hace más de 50 años ha marcado la infancia y la adolescencia de diferentes generaciones en todo el mundo.

Cuando la firma comenzó a fabricar las ruedas, LEGO encontró todo un nuevo abanico de posibilidades para sus bloques y piezas. Toda una gama de coches, motos, autobuses, camiones y demás automóviles que en la actualidad sigue produciendo con éxito, hasta un total de 380 millones de unidades al año. LEGO fabrica piezas con función de rueda de entre uno y diez centímetros de grosor.

Hasta 1962 la llegada de los vehículos a su flota de productos estaba condicionada a la disposición y los acuerdos comerciales con terceros y proveedores, o en último caso, a la imaginación de los consumidores que combinaban piezas hasta formar una figura con un diseño aproximado al de una rueda.

Actualmente, las posibilidades son casi infinitas. En las tiendas, la legión de seguidores de la empresa puede adquirir réplicas de algunos de los vehículos deportivos más famosos, maquinaria pesada, todoterrenos e incluso los vehículos lunares utilizados por la NASA. En coches.com os hemos hablado en profundidad de algunos como la Volkswagen Camper que ilustra este artículo (aquí puedes ver el vídeo de su montaje) o el Mercedes Unimog que se hizo para celebrar su 60 aniversario

LEGO Technic, la serie de productos más avanzada de la casa danesa cuenta con vehículos de juguete de última generación, con motores ensamblados pieza a pieza, pistones con movilidad, suspensión y dirección practicables., además de puertas abatibles, capó con sistema de apertura, iluminación LED y alerones retráctiles.

Vía: Tecmovia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta