Ya van tres años que tenemos el gusto de participar en la prueba de consumo que organiza Suzuki Motor Ibérica. Nos gustan estas pruebas que consisten en gastar el mínimo de combustible posible, pero esta es especial, ya que en función del ahorro obtenido, la marca dona kilos de alimentos de primera necesidad entre los más necesitados, en colaboración de la Fundación Banco de Alimentos de Madrid.

La marca reunión a la prensa especializada y, por parejas, debíamos intentar rebajar el consumo medio homologado del Suzuki Vitara 2019. Todos contábamos con la misma versión, con un motor de gasolina 1.4 VVT 4×4 de 140 CV… que anuncia 6,1 l/100 km.  Había que bajar el gasto lo más posible, ya que el dato obtenido se multiplica por 100 y se convierte en kilos de alimentos.

Con este objetivo marcado a fuego en nuestra mente, escogimos como compañero de aventura a Luis Reyes, de Autonoción. Ya habíamos compartido con él un excelente resultado en esta prueba del Mitsubishi Outlander PHEV hace unos años y ahora, con un fin tan noble, había que tomárselo muy en serio.

El recorrido, de unos 60 km tenía como punto de salida y llegada Moraleja de Madrid, pasando por  Colmenar Viejo y San Agustín de Guadalix. Fuimos extremadamente cuidadosos con el acelerador y se nos hizo muy largo el rato que pasó hasta que se hicieron oficiales los resultados. Habíamos bajado nada menos que dos litros el consumo homologado del Vitara, consumiendo 4,1 l/100 km.

Eso se traducía en nada menos que 200 kg de comida no perecedera para el Banco de Alimentos. ¿Pero habíamos ganado? (uno tiene su corazoncito). Pues no. Varios rivales, cuatro parejas en total, habíamos registrado un consumo idéntico: 4,1 l/100 km.

Podríamos haber decidido el ganador a cara o cruz, o a penaltis, pero el tiempo efectuado parecía una manera más justa para desempatar. Y aunque nuestro tiempo para completar la ruta no era malo, de 56 minutos y 39 segundos, la pareja ganadora, Fernando Rivas, de la revista Auto Hebdo Sport, y David Vara, del programa de televisión Más Que Coches consiguió hacerlo en 36 segundos menos. Un cruce o una rotonda con más tráfico nos habían privado de la victoria.

Puede parecer que recorrer 60 km a una velocidad media de 63 km/h no es especialmente motivante. Pero en esta ocasión lo fue. Y lo será más cuando cinco unidades de Suzuki Vitara, el coche que  probamos con el motor 1.0 Boosterjet entreguen dos toneladas de alimentos de primera necesidad como aceite, leche infantil, pasta, conservas… en las instalaciones de la Fundación de Banco de Alimentos de Madrid, que serán repartidos entre personas carentes de recursos durante estas Navidades.

Ni en las ediciones de 2016 y 2017 habíamos estado tan cerca de la victoria. Pero tampoco nos volvimos a casa ocn una sonrisa en la boca como este año.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta