Según han informado varios medios húngaros se trata de los coches fabricados entre otoño de 2007 y la primavera de 2008 de los modelos Swift 1.3 y 1.5, que “fueron comercializado en casi todos los países de Europa”. La compañía nipona Suzuki se dirigirá a todos los propietarios para que lleven sus automóviles al taller más cercano, donde la revisión no durará más de media hora, según informó una portavoz de la empresa.

Se ha detectado que los modelos de 3 y 5 puertas con motores de 1,3 y 1,5 litros a gasolina podrían incendiarse debido a la insuficiente distancia entre la conducción del combustible y la cubierta del motor. En el peor de los casos podrían hacer contacto, dañándose el manguito y ocasionando una peligrosa fuga de combustible. No hay información sobre las fechas de producción, pero Suzuki se pondrá en contacto con los propietarios de los modelos afectados para informar de las reparaciones pertinentes.

Por otra parte, la empresa informó de que el supuesto problema hasta el momento no ha causado accidentes ni averías en sus automóviles , por lo que se trata simplemente de una medida de precaución.

No es sólo la marca nipona la que debe llamar a revisión a sus modelos.Estas nuevas revisiones se producen sólo unos días después de que General Motors, Toyota, Honda y Nissan hicieran importantes llamadas a revisión a varios millones de vehículos implicados en el total. Además, de acuerdo a lo informado en el boletín de alertas de la Unión Europea, los vehículos Citroën C2, C3, C3 Pluriel, C8, y Jumpy, los fabricados entre 2006 y 2009, podrían tener alguna clase de fallo que apagaría los faros delanteros automáticamente. El fabricante francés se hará cargo de las revisiones de forma voluntaria.

Vía |  Terra

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta