Ya hemos hablado en algunas ocasiones de Waymo, la empresa con sede en Mountain View (perteneciente al conglomerado Alphabet) que tomó las riendas del proyecto de coches autónomos de Google. Tras ser los primeros en probar sus vehículos sin humanos de control y ver también cómo usaban sus servicios de taxis autónomos.. parece que, según esos mismos usuarios, aún deben evolucionar mucho si se plantean competir con el taxi tradicional (o empresas como Lyft, Uber o Cabify).

Según los informes, un hombre se quejó de que el incómodo final de su viaje lo hizo sentir “como si su padre lo hubiera dejado”. Otros pasajeros se quejaron de que Waymo los hizo llegar tarde al trabajo, según un reportaje publicado en The Information. Un conductor que también es empleado de Waymo definía su viaje como “incómodo y francamente alarmante”.

The Information revisó los comentarios sobre 10.500 viajes que tuvieron lugar en julio y parte de agosto. La mayoría de los viajes, 6.100, tuvieron lugar en Phoenix, donde los autos autónomos y de transporte ya están disponibles para el público (algunos clientes pagan y otros que viajan gratis). Los pasajeros restantes, son empleados de Waymo en San Francisco y las ciudades circundantes de Mountain View, Sunnyvale, Los Altos y Palo Alto.

“Conocemos bien esta área”, aseguraba la compañía en un comunicado en octubre pasado, tras anunciar que comenzaría a probar automóviles totalmente sin conductor en California. Pues bien. En el Área de la Bahía de San Francisco, la tasa de quejas fue del 47%. Mientras en Phoenix un 40% de usuarios da la mejor calificación de 5 estrellas a su viaje, en esta zona cae al 30%.

Hay que tener en cuenta que la compañía anima a sus empleados a ser especialmente críticos cuando prueban el servicio, para ayudar a mejorar su producto. También que las calles de San Francisco son muy diferentes a lo que puedes encontrar en el resto de Estados Unidos, mucho más retorcidas y estrechas, con muchos más peatones.

Muchos pasajeros se quejaron de “descensos extraños, rutas tortuosas y conducción inestable”, pero otros aplaudieron su taxi Waymo por “lidiar admirablemente con conductores idiotas de la variedad humana” durante su viaje.

Esto corrobora el enfriamiento de la tecnología de conducción autónoma. Cuando no hace mucho se hablaba de contar con coches sin conductor a corto plazo, ahora las fechas más optimistas sitúan la fecha para poedr vender coches totalmente autónomos en “al menos 12 años”. Y habrá que ver si pueden mantener el nivel 5 de autonomía en todo momento y en todo lugar. Por ahora toca seguir aprendiendo y mejorando, tal y como aseguran desde Waymo.

Vía: San Francisco Gate, The Information

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta