Los que critican a los vehículos eléctricos señalan constantemente que son significativamente más caros que sus equivalentes de gasolina o diésel, y hasta el día de hoy, esa afirmación es cierta. Sin embargo, el precio de los coches eléctricos podría llegar a ser inferior al de los modelos de combustión en la próxima década, siempre y cuando el interés por parte de los fabricantes en estos vehículos continúe creciendo.

El rápido incremento en el número de plantas de baterías para coches eléctricos ha llevado a los analistas de Bloomberg (compañía de comunicación económica) a pensar que la producción global de esta tecnología se duplicará antes de 2021. Además, han añadido que en el año 2030 los vehículos eléctricos podrían ser más baratos que los que utilizan motores de combustión interna.

Según Bloomberg, los costes en la producción de baterías han caído de 483 € a 124 €, y probablemente lo seguirán haciendo debido a que las predicciones apuntan a una mayor producción de baterías entre los próximos 10 y 15 años.

Son muchas las marcas que han decidido invertir una alta cantidad de dinero para desarrollar sus modelos electrificados cero emisiones. A principios de esta semana, Daimler ha anunciado la inversión de 500 millones de euros para construir una nueva planta de baterías de iones de litio en Alemania destinada a su futura gama de vehículos eléctricos.

Tesla es otro de los fabricantes que está aumentando el número de plantas para la producción de baterías; ya cuenta con dos “gigafactorias” en Nevada y Nueva York. En China ya existen 9 importantes fábricas de baterías de empresas como Samsung, LG y Panasonic, y se espera que en los próximos años se construyan más plantas de producción para el desarrollo de esta tecnología.

Daimler ha sido el primero en hacer una gran inversión, pero se rumorea que el Grupo Volkswagen y la alianza Renault-Nissan serán los próximos en aumentar la producción de baterías de iones de litio.

Fuente: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta