Una vez terminadas las fiestas navideñas, y ya repuestos de los excesos cometidos, hemos de recuperar rápidamente la forma para no perdernos ninguno de los múltiples eventos que jalonan la nueva temporada del apasionante mundo de los automóviles clásicos y de colección.

La primera cita de importancia tiene lugar en la semana de subastas de Arizona, donde las más importantes casas especializadas ofrecen a los acaudalados postores las joyas de la automoción más increíbles que podamos imaginar.

Duesenberg_Model_J_Disappearing_Top_Convertible_Coupe_Murphy_1930_02Es tal el número de maravillosos automóviles que han cambiado de manos a lo largo de estos eventos que hemos decidido, por un lado, mostraros solamente aquellos que superaron la cifra final de los 2 millones de dólares (por debajo de ella hay vehículos increíbles, pero nuestro espacio es limitado) y, por otro, dividir el artículo en dos partes: en la primera de ellas os revelaremos los modelos subastados por las casas RM Auctions y Barrett-Jackson, dejando para la segunda los que ofrecieron Bonhams y Gooding & Company.

RM Auctions

Ferrari 250 GT LWB California Spider by Scaglietti (1958) – 8.800.000 dólares

Ferrari_250_GT_LWB_California_Spider_Scaglietti_1958_01Se trata del ejemplar número 11 del total de tan sólo 50 unidades construidas de este singular y apreciado modelo, considerado por muchos expertos y aficionados como el coche más bello que se ha producido en Maranello. Aparte de sus virtudes estéticas, salidas de la mesa de diseño de Scaglietti, tampoco quedan atrás las dinámicas.

Contaba con el afamado motor V12 de 2.953 cc creado por Colombo, con un solo árbol de levas en cabeza, 2 válvulas por cilindro y alimentado por 3 carburadores Weber, para entregar una potencia máxima de 260 CV a 7.000 rpm, y un par motor de 264 Nm a 5.000 rpm, transmitidos a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de 4 relaciones. Su peso es de apenas 1.080 kg.

Porsche 718 RS 61 Spyder (1961) – 2.750.000 dólares

Porsche_718_RS_61_Spyder_1961_01Es una de las escasísimas catorce unidades construidas del Porsche 718 RS 61 Spyder, con un importante bagaje deportivo, dadas sus exitosas participaciones en pruebas como las 12 Horas de Sebring o la Targa Florio.

El diseño realizado por los ingenieros alemanes se basaba en un chasis de acero recubierto por una ligera carrocería de aluminio de diseño muy aerodinámico que favorecía sus excelentes prestaciones y manejo, gracias a un peso final de sólo 581 kg y a un propulsor 4 cilindros bóxer de 1.587 cc, situado en posición central longitudinal, alimentado por dos carburadores Weber, capaz de proporcionar una potencia de 160 CV a 7.800 rpm y un par máximo de 147 Nm a 7.000 rpm.

Ferrari 250 GT/L “Lusso” by Scaglietti (1963) – 2.447.500 dólares

Ferrari_250_GTL_Lusso_Scaglietti_1963_02El Ferrari 250 GT/L, o Lusso, como era más comúnmente conocido, es uno de los deportivos más bellos creados por Pininfarina para la marca de “il cavallino rampante”, magistralmente realizado por el carrocero Scaglietti. Se trata de la última evolución de la serie 250 de Ferrari y el último modelo en llevar tal denominación, siendo este ejemplar el número 168 de un total de 350 unidades producidas.

Utilizaba el propulsor V12 de 3 litros (2.953 cc) diseñado por Gioacchino Colombo, con un solo árbol de levas en cabeza y tres carburadores Weber, con lo que entregaba una potencia de 250 CV a 7.500 rpm que le facilitaban acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 6 segundos o alcanzar una velocidad máxima de 241 km/h.

Duesenberg Model J “Disappearing Top” Convertible Coupe by Murphy (1930) – 2.200.000 dólares

Duesenberg_Model_J_Disappearing_Top_Convertible_Coupe_Murphy_1930_01Además de tratarse de uno de los modelos más emblemáticos de la firma Duesenberg, una marca de lujo con sede en Auburn (Indiana), cuyo objetivo era batirse con los vehículos más prestigiosos de Rolls-Royce, Bugatti o Hispano-Suiza y vencerlos, su singularidad radica en que este ejemplar se pone por vez primera a la venta desde que fue adquirido hace más de 83 años, habiendo recorrido apenas 30.000 millas en este tiempo y hallándose en un estado totalmente original (tanto de motor, chasis o carrocería).

El propulsor es un 8 cilindros en línea de 6,9 litros (6.876 cc) con doble árbol de levas en cabeza y 4 válvulas por cilindro que produce 270 CV de potencia a 4.200 rpm lo que le permite, mediante una caja de cambio automática de 3 velocidades, acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 9 segundos o alcanzar una velocidad punta de 185 km/h, pese a sus 2.390 kg de peso.

Barrett-Jackson

Chevrolet Corvette L88 2 Door Coupé (1967) – 3.850.000 dólares

Chevrolet_Corvette_L88_2_Door_Coupé_1967_01Es un modelo extremadamente raro (por su singularidad), ya que solamente se fabricaron 20 ejemplares, siendo el único del año 1967 pintado completamente en rojo. El propulsor es el conocido V8 427 HD de 7 litros (6.999 cc, o lo que es lo mismo 427 pulgadas cúbicas), capaz de entregar más de 560 CV de potencia, pero que en este modelo fue limitado por la propia General Motors a no más de 430 CV. Además se montaron un encendido específico, caja de cambios de 4 velocidades, frenos sobredimensionados, suspensión reforzada y cinturones de arnés.

Chevrolet Corvette #57 Rebel Convertible (1969) – 2.860.000 dólares

Chevrolet_Corvette _57_Rebel_Convertible_1969_02Este modelo es quizá uno de los Corvette de carreras más conocidos ya que, pese a ser un vehículo de competición realizado por unos aficionados con no demasiados medios y sin sponsors, consiguió poner en jaque a importantes equipos oficiales de la época en pruebas como las 12 Horas de Sebring o las 24 Horas de Daytona. La unidad subastada es uno de los 4 únicos prototipos de carreras construidos.

Mercedes-Benz 300SL Gullwing Coupé (1955) – 2.090.000 dólares

Mercedes_Benz_300SL_Gullwing_Coupe_1955_01Los Mercedes-Benz 300SL “alas de Gaviota” son un auténtico icono dentro del mundo de los clásicos y éste no podía ser menos. Únicamente ha estado en poder de tres dueños, que han mantenido todos los elementos de origen. Recientemente el vehículo ha sido restaurado en un largo proceso que ha durado casi dos años, utilizando únicamente piezas originales suministradas por el Classic Center de Mercedes-Benz en Irvine (California), que también ayudó en esta ardua labor.

Recordemos que el modelo alemán está movido por propulsor de 6 cilindros en línea de 3 litros de cilindrada (2.996 cc), capaz de entregar una potencia de 215 CV a 5.800 rpm y un par máximo de 275 Nm a 4.600 rpm, pudiendo acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 9 segundos o alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h.

Ferrari F300 (1998) – 1.870.000 dólares

Ferrari_F300 _1998_01Este Ferrari no ha superado los 2 millones de dólares que nos habíamos impuesto como tope al principio del artículo, pero no hemos podido resistirnos a mencionarlo dada la importante significación del modelo, ahora que Michael Schumacher, quien lo pilotó durante la temporada 1998, está atravesando tan difíciles momentos, tras su accidente de esquí.

Este chasis es el tercero de un total de nueve que se fabricaron a lo largo de aquella temporada. Monta un motor V10 de 2.997 cc que proporciona una potencia máxima de 805 CV a 17.500 rpm, que sirvieron a Schumacher para ganar 6 carreras y alcanzar un total de 11 podiums a lo largo de ese año, pese a lo cual no fueron suficientes para lograr el título de pilotos (que se llevó Mika Häkkinen), aunque sirvió para sentar las bases de sus 5 títulos posteriores (2000, 2001, 2002, 2003 y 2004).

¡¡Animo Káiser!!

[raw]

[/raw]


Fuente: RM Auctions y Barrett-Jackson

Galería de imágenes:

Ver galeria (16 fotos)

 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta