La Dirección General de Tráfico va a estudiar una evolución de los distintivos ambientales para evitar que modelos de gran potencia y altas emisiones puedan portar la etiqueta ECO, según señala Cocheando.

“Está previsto crear un grupo de trabajo compuesto por expertos en la materia, con la finalidad de analizar casos concretos y definir la evolución de la clasificación” han señalado desde la propia DGT.

Un coche con etiqueta ECO cuenta con los siguientes beneficios:

  • Tienen bonificación de hasta un 100% en las tarifas de aparcamiento regulado.
  • Hasta un 80% de bonificación en el Impuesto Municipal de Circulación.
  • Descuentos en autopistas de peaje.
  • Acceso libre al carril BUS/VAO independientemente del número de ocupantes en el vehículo.

Ante estos beneficios muchas marcas automovilísticas han hecho todo lo posible por conseguir este distintivo. Para ello muchas firmas han optado por la hibridación suave de sus vehículos así cómo del sistema mild-hybrid, convirtiendo los autos en híbridos y por lo tanto en portadores de dicho distintivo.

Todo esto nos ha llevado a encontrarnos con muchos coches que superan la barrera de los 200 CV y que por lo tanto suponen un alto nivel de emisiones pero que cuentan con el distintivo ECO. Debido a estos casos la DGT parece que se pondrá manos a la obra para estudiar y calibrar de nuevo los parámetros correspondientes al distintivo.

Una posible solución a este problema parece ser la creación de nuevas clasificaciones en las etiquetas “teniendo en cuenta la normativa de otros países europeos y cómo están evolucionando las tecnologías”.

Todo este “escándalo” viene precedido por las quejas por parte de fabricantes como Toyota y entidades como la OCU que califican de injusta esta práctica y solicitan un reajuste de los parámetros  de dicho distintivo. Tendremos que permanecer a la espera para ver que solución aporta la DGT ante dicha queja.

Fuente: Cocheando

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta