No hace mucho tiempo, los coches tenían una luz de advertencia en el tablero de instrumentos con el icono de un motor. ¿Qué le pasa al coche? La verdad, es un aporte bastante indeterminado y vago. También podía iluminarse un chivato con el logotipo de un coche, porque la información que tendrías sería la misma. Ahora ya hay coches más modernos en los que aparece un código que aparecen en la consola y el propietario tiene busca ese código en el manual del coche para saber algo más concreto de lo que le ocurre a su coche.

Audi quiere dar un paso más que parece interesante. Está trabajando con la el Instituto de Informática de la Universidad Técnica de Munich (TUM) para desarrollar un avatar que aparezca en la pantalla, entienda las preguntas de los conductores y hable con ellos. Su nombre, AviCoS.

¿Ciencia ficción? No, además quizás los veas antes de lo que imaginas. Estos experimentos se basan en los avatares virtuales están diseñados para que funcionen con los actuales monitores de la interfaz de Audi Multimedia, que ya viene de serie en todos los vehículos de la firma alemana.

El sistema utiliza inteligencia artificial para entender las preguntas de los conductores y responde verbalmente. En la pantalla también aparecerán imágenes descriptivas y vídeos. El avatar animado será el encargado de darte todos los detalles que te interesen. Los conductores también pueden recibir explicaciones de las funciones del coche varias tocando las áreas correspondientes de la pantalla.

Como ocurre con muchas tecnologías de asistencia al conductor, existe la posibilidad de que AviCoS distraiga a los conductores. También han pensado en eso. A medida que aumenta la velocidad desaparece la imagen del avatar y luego todos los gráficos. Podrán seguir hablando con el avatar, pero no verlo.

Los investigadores del TUM creen que esto es solo el principio. El sistema podría identificar el estado del conductor, mediante el análisis de su tono de voz y el ritmo del habla. Algo parecido a lo que investiga Toyota, monitorizar la salud del conductor con el volante. Así, si AviCoS determina que el conductor está estresado, podría reducir su sobrecarga sensorial por su salida de la supresión de video. También podría hacer dar instrucciones al sistema de navegación para proporcionar instrucciones antes o más a menudo.

Fuente: TUM

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta