A pesar de los esfuerzos (aparentes) de FCA por resucitar una marca con tanto pedigrí histórico como Maserati, lo cierto es que no está viviendo su mejor época. La compañía italiana tuvo problemas en el primer trimestre de 2019, pero se está reportando cierta ayuda comercial y de ventas adicional a nivel mundial. Al menos eso fue lo que dijo el gerente general en Estados Unidos de FCA, Mike Manley, a los inversores.

Los envíos de Maserati cayeron un 41%, y los ingresos netos cayeron otro 38% en los primeros tres meses. Esto se suma a un descenso del 28% en las ventas durante 2018. Estas cifras no son un buen augurio para una marca cuyo plan de FCA designó como un pilar clave del crecimiento y éxito futuros del grupo. Pero las mejoras están llegando en la segunda mitad del año bajo el nuevo jefe de marca, Harald Wester, quien también es el director de tecnología de la compañía.

Se ha planificado un rejuvenecimiento del producto, y Maserati lanzará varios modelos electrificados a partir de la entrada de la próxima década. ¿Pero eso significa que matarán el motor de combustión interna? No de momento, de acuerdo con el medio estadounidense MotorTrend, quien habló con el jefe de operaciones de la marca en Norteamérica, Al Gardner.

Maserati Alfieri Concept (2014)

El ejecutivo prometió que, contrariamente a la tendencia obvia en el mundo del automóvil de eliminar gradualmente los motores de combustión interna, ellos nunca lo harán. En su opinión, ningún tren motriz de cero emisiones podría proporcionar a los entusiastas de la conducción esa emoción especial que están buscando al comprar un Maserati. “Esta es una marca que necesita motores de combustión”, dijo Al Gardner. “Se necesita esa emoción cruda”.

La alineación de Maserati será reemplazada a finales de 2022, y la marca agregará dos nuevos vehículos. Según Al Gardner, el primero de ellos será un nuevo coche de corte deportivo que se mostrará en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2020, seguramente inspirado en el prototipo Alfieri visto en 2014. También vendrá un crossover de tamaño mediano para ubicarse debajo del Levante, en la línea de lo que hará Alfa Romeo con el Tonale.

Vale, Maserati tendrá un conjunto completo de híbridos, híbridos enchufables y vehículos eléctricos a finales de 2022, pero no ha publicado qué tipo de electrificación obtendrá cada modelo. Pero podemos quedarnos más tranquilos, Maserati nunca apostará todo a la eletrificación. La empresa del tridente necesita ponerse en el radar de la gente, y Al Gardner está convencido de que podrán conseguirlo.

Fuente: Motor Trend

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta