Logo de Noticias Coches
Mazda Suitcase Car (6)
Luis Blázquez

Cuando Mazda presentó una maleta que, en realidad, también era un coche

A comienzos de la década de los 90, Mazda se encontraba con una buena salud financiera. El MX-5 llevaba poco tiempo en el mercado y estaba siendo un éxito, mientras que otros modelos aumentaban la presencia del fabricante nipón en distintos mercados. Esa entrada de dinero adicional alentó a la compañía a explorar otras posibilidades, como la de un coche-maleta. De hecho, es tan real que recibió el nombre de Mazda Suitcase Car.

Diseñado y construido inicialmente en 1991 como parte de un concurso de diseño realizado en el departamento de ingeniería de Mazda (de nombre Fantasyard), uno de los ingenieros de la marca tuvo una idea. ¿Qué pasaría si pudieras bajar de un avión, recoger tu equipaje y, en lugar de esperar para coger un taxi o un autobús de enlace, abres tu maleta y sales del aeropuerto? El vencedor del certamen fue Yoshimi Kanemoto, como podrás imaginar con su ingeniosa obra de arte en forma de maleta.

Un selecto grupo de siete ingenieros del Grupo de Investigación y Pruebas de Transmisión Manual de Mazda se reunió y se puso a trabajar en su creación. Para ello, compraron la maleta Samsonite más grande que pudieron encontrar y una motocicleta Pocket Bike. Tanto el manillar como los neumáticos de la minimoto se alojaban en el interior de la maleta. Las ruedas traseras podrían colocarse en el exterior de la caja, mientras que la delantera pasaría por una escotilla extraíble en la parte frontal.

Tan solo seis meses y un pequeño presupuesto necesitaron los ingenieros de Hiroshima para dar vida a este maravilloso concepto. Porque aunque no contaba con matrícula, hacía gala de faros delanteros y traseros (con su respectiva luz de freno), intermitentes y hasta claxon, lo mínimo indispensable para para ver y ser visto. Para hacer la transformación, bastaba con desplazar dos tiradores de metal y, una vez abierta, se colocaban las dos ruedas traseras, se levantaba el manillar y se fijaba el asiento.

La maleta-coche de Mazda tardaba solo un minuto en ensamblarse, y gracias a un motor de dos tiempos y 33.6 cc que entregaba 1,7 CV, su velocidad máxima era de 30 km/h. Con unas dimensiones de 57 centímetros de ancho por 75 cm de alto, el conjunto apenas marcaba 32 kilos sobre la báscula, mucho para una maleta, pero no tanto si tenemos en cuenta que en realidad estaba motorizada. Además, su depósito de combustible aseguraba un par de horas de autonomía, suficiente para salir del aeropuerto.

El Mazda Suitcase Car proyectó el ADN de la marca de varias formas. No solo era divertido conducir gracias a un centro de gravedad bajo, similar al MX-5, sino que también canalizó el espíritu inventivo de su primer vehículo de producción, el Mazda-Go, un popular rickshaw motorizado de tres ruedas lanzado en 1931. Como tal, las únicas diferencias visuales entre la maleta-coche de Mazda y una maleta normal eran un hueco en el lateral que dejaba sitio a la rueda delantera y un orificio junto al logo de Mazda para el tubo de escape.

Pero aunque nunca se consideró la producción en masa, el triciclo “portátil” obtendría una amplia cobertura de los medios, sirviendo a Mazda como un anuncio rodante. La resonancia llevó al fabricante a construir dos más para EE. UU. y Europa, y este último se exhibió en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt de 1991 junto con el Mazda 787B ganador de Le Mans. Sólo existe el modelo americano; el original se “destruyó accidentalmente” y la réplica europea desaparecida en circunstancias desconocidas.

Oprah Winfrey tuvo la oportunidad de hacer una demostración del coche-maleta de Mazda para su programa de televisión. El autociclo de tres ruedas se puso en marcha y se condujo a través del escenario, demostrando que era más que un concepto teórico hecho para verse bien, era una máquina real. Y aunque permaneciese en el olvido, ciertamente esta misma idea fue revivida en otros programas televisivos; Jeremy Clarkson y Richard Hammond en la tercera temporada de The Grand Tour, por ejemplo.

Fuente: Mazda

Galería de fotos:

  • Mazda
  • prototipos