Es habitual que en las ferias de automoción las grandes firmas del sector hagan uso de modelos femeninas para promocionar sus últimas novedades. Puede ser algo cuestionable, que incluso ha llegado a provocar las críticas de alguna asociación de carácter feminista, pero al tratarse de mujeres adultas, la crítica o la alabanza no va más allá de la estética o la rentabilidad de su uso.

Lo sucedido en China traspasa cualquier límite. En el gigante asiático tuvo lugar la Chutian Auto Culture Festival, una feria de automoción donde sus responsables han utilizado niñas menores de edad, con poca ropa, para promocionar la venta de vehículos.

El episodio ha despertado las críticas de los ciudadanos que través de la red social Weibo, el equivalente a Twitter, donde han expresado su indignación: “La moral de hace 30 años ha desaparecido, ¿no es éste el resultado cuando el dinero es el rey?”. “Esta es la imagen de la decadencia moral”. “Qué vergüenza, con las niñas en bikini para vender coches”, son algunos de los mensajes de protesta que se pueden leer estos días en la red.

La utilización de las menores de edad, en bikini y con botas altas, conteneándose de manera sinuosa sobre los vehículos, ha sido justificada por Zhag Ping, director de la Chutian Auto Culture Festival: “Si escribe y en un motor de búsqueda en internet, encontrará cientos de miles de resultados de los concursos de bikini para niños”. Además, aclara Zhang, todas las niñas que participaron en el evento lo hicieron con el consentimiento de sus padres, “esta experiencia podría aumentar su confianza en sí misma”, concluye.

Por el momento, y a pesar del control de la moralidad que el Gobierno chino mantiene entre sus ciudadanos, las autoridades del país no han anunciado ningún tipo de medida en contra de los organizadores. Del otro lado, son muchos los que esperan que el revuelo mediático sirva para que jamás vuelva a utilizarse la sexualidad de las menores de edad como reclamo publicitario.

Vía: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta