En los últimos tiempos hemos podido ver cómo la gama de Mercedes-AMG se iba extendiendo generosamente, sobre todo en lo relacionado a los todocamino. Aunque hay rumores de que esta alineación podría recortarse en el futuro debido a las emisiones, lo cierto es que recientemente ha presentado un nuevo integrante. Se trata del Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ Coupé, que será el tope de gama de este llamativo SUV con aires de coupé.

Se sitúa un escalón por encima del Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+ Coupé, compartiendo esquema dinámico con el Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ (no coupé) que ya vimos a finales del año pasado. Eso significa que empleará el mismo motor V8 biturbo de 4.0 litros, que además cuenta con la tecnología EQ Boost. Gracias al sistema de 48 voltios se trata de un microhíbrido que consigue la etiqueta ECO de la DGT a pesar de su carácter y puesta a punto deportiva.

De hecho, podría ser el coche más potente en llevar dicha pegatina. Son nada menos que 612 CV y 850 Nm de par lo que consigue en la versión S, a lo que habría que sumar 22 CV del alternador en fases de aceleración. Como era de esperar, este ejemplar también está ligado a la transmisión automática AMG Speedshift TCT 9G, la caja de convertidor de par que tiene varios modos. También con la tracción integral AMG Performance 4Matic+, que asegura que no haya pérdidas de tracción a pesar de esa elevada potencia.

Gracias a ello, el Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ Coupé es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en el 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 280 km/h con el paquete AMG Driver opcional. Para poner algo de cordura a esas cifras, se ha montado un sistema de frenos de alto rendimiento, con discos más grandes mordidos por pinzas de seis pistones delante. Hay opción a montar frenos cerámicos en el SUV coupé. La dirección paramétrica deportiva AMG es otra de sus señas de identidad.

Y todo lo anterior puede modificarse gracias a los diferentes modos de conducción disponibles en este modelo de la marca de la estrella. El Dynamic Select cuenta con hasta siete programas diferentes: Comfort, Sport, Sport+, Individual, Race (solo en la variante S), Trail y Arena. A eso habría que sumar los AMG Dynamics, que adapta las ayudas automáticamente en función del modo y van variando entre Basic, Advanced, Pro y Master.

A nivel estético se puede distinguir a este Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ Coupé de otros no deportivos gracias a detalles como los paragolpes más prominentes con tomas de aire de mayor tamaño, llantas de 22 pulgadas en el S o el difusor trasero con las salidas de escape dobles. En e interior también tiene una configuración más llamativa y se le han sumado nuevos indicadores específicos en el sistema multimedia MBUX.

Galería de fotos:

Ver galeria (26 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta