Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier – 1
Mario Nogales

Éste Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier ha sido elegido como el coche más bello y tiene pasado español

Una vez al año, Pebble Beach se convierte en La Meca del automovilismo, un lugar de culto donde se juntan los coches más exclusivos del mundo y que bien merece una peregrinación. El Concours d’Elegance es el plato fuerte del evento, en el que se enfrentan vehículos clásicos de toda índole con el objetivo de alzarse como el más bello del mundo. En la edición de 2021 el ganador ha sido un exclusivo Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier con una historia interesante a sus espaldas.

Se trata de un modelo concebido en el periodo de entreguerras, concretamente una unidad que data de 1938 y que es probablemente la más especial de la gama. Tras el éxito del Mercedes 500K, la marca alemana decidió mejorar la mecánica de ocho cilindros y aumentar su cilindrada hasta los 5.4 litros. La potencia oscilaba entre los 115 CV y los 180 CV que se sacaba con sobrealimentación Roots. Ya como 540K, estuvo disponible con todo tipo de carrocerías, destacando varias descapotables, coupés e incluso una tipo limusina.

Dejando a un lado el Mercedes 540K Blue Goose que fue hecho especialmente para Hermann Göring, mano derecha de Hitler, el 540K Autobahn Kurier fue el más destacado de la época. Apenas se hicieron seis unidades de este «mensajero de las autopistas», aunque algunas de ellas sobre el chasis del 500K. Hay leyendas a su alrededor como que una fue hecha para Eva Braun (esposa de Hitler) y otra regalada por el Gobierno Alemán al Sha de Irán. La única certeza es que a día de hoy solo sobrevive el ejemplar las imágenes.

Se trata de un Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier puro, sobre el chasis del 540K, que mide 5,25 metros de largo y pesa más de 2,5 toneladas de peso. Tiene un diseño muy destacado, típico de la década de los 30 con sus formas señoriales y voluptuosas. Y un detalle que no pasa desapercibido es su matrícula. Efectivamente, es una placa de Barcelona y que llama la atención en un coche de ese nivel de exclusividad.

Y es que este Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier de 1938 fue adquirido originalmente por el oftalmólogo catalán Ignacio Barraquer. Famoso por sus novedosas técnicas en la operación de cataratas, Barraquer fue un gran entusiasta del mundo del motor y quedó prendido de este modelo tras verlo en el Salón de París. Poco después conseguiría llevarlo a su garaje, no queda claro si comprado directamente o regalado por alguno de sus influentes (y ricos) pacientes.

El caso es que Barraquer le dio un buen uso a su joya, con extensos viajes a través del Norte de África o rutas por los Alpes entre Austria y Suiza. Aunque con el tiempo lo sustituyó como coche diario por un Mercedes 300 SL (no tenía mal gusto), el Mercedes-Benz 540K Autobahn Kurier se mantuvo en la familia bastantes años. Estuvo registrado a nombre de Joaquín Barraquer hijo hasta 2003, cuando decidieron desprenderse de él tras recibir varias ofertas millonarias.

Los compradores fueron la familia Keller, unos grandes coleccionistas que se lo llevaron al otro lado del charco, inicialmente a México y luego a Estados Unidos. En ese momento, el coche recibió una restauración completa y volvió al panorama al presentarse en todo tipo de eventos y concursos. Ya había sido galardonado en Pebble Beach con premios en su categoría, pero finalmente en esta edición de 2021 fue cuando se alzó con el premio absoluto «Best of Show» en el Concours d’Elegance.

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Mercedes