El Mercedes-Benz Clase C 63 AMG es la versión más potente de la gama gracias a su motor de gasolina con 6,2 litros de cilindrada y sus 457 CV de potencia. Lleva una caja de cambios automática de siete marchas, se trata de una adaptación de la 7G Tronic que destaca por su rapidez y suavidad. El conductor tiene para escoger entre tres programas de funcionamiento que la marca ha denominado Sport, Comfort y Manual. El primero de ellos es el más recomendable cuando se quiere cambiar a un régimen alto y rápidamente. Va asociada a un sistema de tracción en las ruedas traseras.

De serie, el Clase C 63 AMG lleva de serie un control de Estabilidad que tiene tres modos de funcionamiento. Uno de ellos, el ESP ON, tiene como prioridad mantener el coche dentro de la trayectoria. El otro es el ESP Sport y permite que el coche se salga un poco de la trayectoria aunque si el conductor pisa el freno, el control de estabilidad vuelve automáticamente al modo ESP ON. El tercero es el modo ESP OFF anula todas las funciones del control de estabilidad a excepción del antibloqueo de frenos. Igual que en el caso anterior, si el conductor toca el freno en circunstancias en que este sistema tuviera que estar funcionando se pasa automáticamente del ESP ON.

Mercedes-Benz Clase C 63 AMG Berlina
Mercedes-Benz Clase C 63 AMG Berlina

La velocidad máxima que puede alcanzar es de 250 km/h y acelera desde parado hasta 100 km/h en 4,5 segundos. Estos datos son válidos con las dos carrocerías con que se puede adquirir. En cuanto al consumo medio, en el caso de la berlina es de 13,4 l/100 km mientras que en el familiar es de 12,8 l/100 km.

El Clase C 63 AMG se puede adquirir con carrocería berlina y familiar (Estate). Las medidas de la primera son 4.725 mm de largo, 1.795 mm de ancho y 1.438 mm de alto. Con la segunda estas son 4.918 mm de largo, 1.872 mm de ancho y 1.499 mm de alto.

Existen varias diferencias con respecto a las versiones de las que deriva, el Clase C Berlina y Estate. A parte de los cambios mecánicos que se han comentado, en el exterior se aprecian unas entradas de aire mayores diferentes y elementos específicos. Por dentro, los asientos llevan reposacabezas integrados y el volante es más pequeño.

El equipamiento de esta versión está a la altura tanto en cantidad como en calidad. Algunos de ellos son airbags laterales delanteros, avisador de pérdida de presión en los neumáticos, airbag frontal para el acompañante, airbag frontal para el conductor, control de tracción (ASR), dirección asistida deportiva AMG, tren de rodaje AMG RIDE CONTROL, tres reposacabezas escamoteables detrás, volante multifunción avanzado, asientos deportivos AMG, alerón AMG, Bluetooth y llantas AMG de 5 radios y 18″.

El conductor podrá añadir además una serie de elementos opcionales como el bloqueo de diferencial AMG para eje trasero, cámara de visión trasera (sólo con Parktronic y COMAND APS), control distancia aparcamiento delantero y trasero, faros bixenón, faros inteligentes (ILS), lavaparabrisas calefactado,  techo corredizo elevador eléctrico de cristal con PRE SAFE, audio 50 APS con navegación, preinstalación para teléfono móvil (incluye manos libres y antena) y radio Digital (DAB) entre otros.

Fotos del Mercedes-Benz Clase C 63 AMG

Ver galeria (8 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta