Logo de Noticias Coches
Mercedes-Benz Concept EQG Mercedes-Benz Concept EQG
Luis Ramos Penabad

Mercedes Concept EQG: la guía hacia el Clase G del futuro

El futuro de la automoción será eléctrico. Y eso incluye a auténticos mitos de la automoción que han permanecido casi inalterados desde su lanzamiento. Uno de ellos, el Mercedes Clase G, el todoterreno auténtico de la marca cuyo futuro se vislumbra en el Mercedes Concept EQG.  

Se presentó en Múnich ante Arnold Schwarzenegger, el actor y político que fue invitado como fan incondicional del G que es. La marca asegura que el Concept EQG está muy cercano a una futurible versión eléctrica del icónico tototerreno. Tiene las formas cuadradas y robustas del Clase G, combinados con elementos habituales en coches eléctricos de la familia EQ de Mercedes.   

En el Mercedes Concept EQG no falta la silueta angular, peremne desde 1979. Tampoco sus características manillas de las puertas, las robustas protecciones, intermintentes frontales o la rueda de repuesto en la puerta posterior. El prototipo se ha pintado en dos colores, negro brillante arriba y un plateado Alu Beam abajo.

Eso sí, en lugar de la parrilla encontramos una calandra del radiador en negro, con una estrella iluminada y rodeada de cuadrados con esquinas curva azules. Las luces de circulación diurna completan un diseño muy futurista, con réplica en las carcasas de los retrovisores. En la zaga, la caja de la rueda de repuesto nos recuerda a un Wallbox.

Hay otros detalles de diseño como la G trazada en las barras portaequipajes y también más detalles futuristas, sobre todo en el interior. Pero el modelo (que podría llegar a convertirse en realidad en 2023) pretende que su lema Stronger than time no varíe pese al sistema de propulsión. Conserva el  robusto chasis de largueros y travesaños (las baterías van integradas en el bastidor de travesaños), con suspensión delantera independiente y un eje rígido trasero.

Equipa cuatro motores eléctricos, cada uno destinado a enviar el par a cada rueda, algo ideal para una conducción fuera del asfalto. Si bien por ahora la marca no suelta prenda de potencia ni de capacidades de batería, sí ha registrado dos denominaciones comerciales, la EQG 560 y EQG 580 (esta última alcanza 524 CV en el EQS 580).

La marca ya anuncia que el desarrollo de la versión de producción definitiva se llevará a cabo en Schöckl, el monte cercano a Graz de 1.445 metros de altura. Se trata de una ruta de 5,6 kilómetros, con pendientes de hasta 60 grados. Allí esperan que la gran capacidad de aceleración, que además se puede regular de modo muy preciso, le haga superar todas las adversidades.

Fuente: Daimler

Galería de fotos:

  • Mercedes
  • prototipo