El Mercedes SL de cuarta generación (R129) fue uno de los modelos más exóticos e icónicos de la historia de la marca. La casa de Stuttgart construyó más de 213.000 ejemplares entre 1989 y 2001, convirtiéndose así en el coupé biplaza más vendido de la compañía hasta la fecha. Incluso hubo algunos modelos tan exclusivos como este Mercedes SL 320 Mille Miglia.

Tampoco resulta sorprendente su éxito, dado que había mucho que amar en este vehículo: sus proporciones perfectas, una configuración clásica (motor delantero longitudinal-tracción trasera), motores potentes y refinados, una elevada calidad de construcción y una fiabilidad a prueba de bombas. Como curiosidad, fue el primer descapotable en incorporar una barra antivuelco desplegable (en tan solo 0,3 s) tras los asientos.

Todas estas cualidades lo convierten en un prematuro clásico cuya cotización no para de incrementarse (aunque aún se pueden encontrar ejemplares por debajo de los 10.000 euros). Si estás buscando un ejemplar altamente extraño y bien mantenido, tal vez te interese saber que Mercedes-Benz tiene uno perfecto a la venta en su museo de Stuttgart. Como imaginarás, luce tan bien que el mismo día que salió de fábrica hace casi dos décadas

Ofrecido a través del programa All Time Stars de la marca, este Mercedes SL 320 Mille Miglia Edition fue construido en el año 2000 y ha cubierto 55.700 kilómetros. Durante su vida, ha tenido cinco propietarios distintos, y parece que todos ellos han cuidado con mimo el coche. De acuerdo con el anuncio de venta, tan solo se fabricaron una docena de unidades de esta edición especial con un nombre histórico.

Si no estás familiarizado con él, la Mille Miglia es una carrera de resistencia en carretera abierta que tiene lugar en Italia. La primera edición data de 1927, y se celebró de forma regular hasta su final en 1957. La Miglia Miglia renació en 1977 como un rally clásico que solo permite la participación de automóviles construidos antes de 1957 y, por supuesto, que ya hubiesen competido en la cita italiana con anterioridad.

Este Mercedes SL 320 Mille Miglia fue utilizado como vehículo de apoyo para la legendaria carrera. Combina un exterior pintado en plateado brillante con un techo plegable de tela negra, a juego con el interior de cuero Nappa. También se incluye un techo rígido del mismo color de la carrocería. Las llantas de aleación también son exclusivas de esta edición especial.

A diferencia del resto de modelos SL, este luce logotipos de una bandera a cuadros rojos y negros en las aletas delanteras, el emblema “Mille Miglia” en la puerta del maletero, la inscripción “Mille Miglia Edition 2000”, fondo del cuadro de instrumentos y moldura de la palanca de cambios de acero inoxidable, y una placa numerada en la consola central que atestigua la rareza de este modelo.

Este automóvil en particular está equipado con numerosas características como asientos delanteros eléctricos con memoria, calefacción y respaldos ortopédicos, columna de dirección regulable, retrovisores laterales plegables y ajustables con memoria, aire acondicionado automático, faros de xenón con limpiaparabrisas, radio 30 APS con cargador de CDs o un teléfono integrado, entre otros.

Bajo el capó podemos encontrar un propulsor V6 de 3.2 litros capaz de rendir 224 CV y 315 Nm. Mediante una transmisión automática de cinco velocidades que entregaba toda la energía al eje posterior, los modelos SL 320 podían alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 238 km/h. Con una masa de 1.830 kilos, lograba un consumo medio de 11,5 l/100 km, aunque se disparaba por encima de los 16 l/100 km en ciudad.

Si te convence la idea, tan solo te hacen falta 66.890 euros para cerrar el trato. Puede parecer mucho dinero (que lo es), pero ten en cuenta que el Mercedes SL 320 Mille Miglia es mucho más raro que el SL 73 AMG, de los cuales apenas se fabricaron entre 40 y 50 ejemplares.

Fuente: Mercedes

Vía: All Time Stars

Galería de fotos:

Ver galeria (22 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta