El CES de Las Vegas es uno de los eventos del año a nivel tecnológico y los fabricantes de coches acuden con los sistemas que proponen de cara a futuro e incluso con algún que otro prototipo. El Mercedes Vision AVTR Concept es la propuesta de la marca alemana y busca potenciar la conexión que hay entre el vehículo y el conductor. Sus siglas significan «Advanced Vehicle Transformation» y se inspira en la popular película «Avatar» de James Cameron, pues han llegado a una colaboración para las secuelas que se están preparando.

Se trata de un prototipo muy futurista que tiene un diseño diferenciado que nada tiene que ver a lo que estamos acostumbrados. En el frontal destacan unos faros muy finos y unidos por el centro, con el logotipo de la estrella iluminado en esa parrilla carenada. No pasan desapercibidos esos voluptuosos pasos de rueda, en los que sobresalen unos neumáticos también iluminados, o las dos enormes puertas acristaladas. En la zaga encontramos 33 aletines que se pueden desplegar u ocultar en función de las necesidades aerodinámicas.

Y si el exterior llama la atención, el habitáculo es de ciencia ficción. Aquí encontramos el nexo de unión entre conductor y vehículo que hacía honor a la película. Con poner la mano en la consola central, el Mercedes Vision AVTR Concept medirá algunos datos biométricos del usuario (como el pulso) para crear una atmósfera adecuada (cambia la temperatura, los asientos o la iluminación). No hay controles ni pantallas tradicionales, las imágenes se proyectan en la superficie que une salpicadero y consola central.

Todos los materiales empleados en el interior son sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Cuenta con un cuero vegano Dinámica que ha sido hecho con ropa vieja, banderas y plástico reciclado. La madera Karuun que adorna el suelo del prototipo está hecha de ratán. También llama la atención la ausencia de volante y pedales, pero estamos ante un vehículo totalmente autónomo concebido para que los usuarios no tengan que conducirlo. 

El Mercedes Vision AVTR Concept se mueve gracias a un sistema de propulsión eléctrico que también es muy innovador. Cuenta con cuatro motores (uno en cada rueda) que se combinan para conseguir una potencia de 475 CV. La batería tiene 110 kWh de capacidad y está hecha de células orgánicas a base de grafeno, por lo que prescinde de tierras raras y es totalmente reciclable. Con ella es capaz de alcanzar una autonomía de hasta 700 kilómetros.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta