Si eres un fanático de la automoción, cualquier cosa relacionada con la automoción merecerá que reserves un rincón del hogar para ella. Bueno, depende también de lo permisiva que sea tu pareja y, si tienes hijos, de cómo tratan el mobiliario. Pero esa batalla viene después. Sobre todo cuando descubres una mesa como esta.

Nada más ver la mesa Velocita (que así se llama) lo primero que haces es echar un ojo a sus dimensiones y comprobar si cabe en casa. Evitaremos que busques más: son 200 cm de largo, por 90 de ancho y 75 cm de altura. Porque es fácil enamorarse de ella. Pocos objetos conocemos que representen el espíritu de los Ferrari mejor que este mueble: su velocidad, las líneas aerodinámicas y afiladas… bueno, sí, un Ferrari en sí mismo, pero para eso necesitarás una cantidad de dinero muchísimo mayor.

La mesa se ha ganado el derecho de convertirse en la pieza central de cualquier salón. Tiene una llanta Ferrari de 20 pulgadas original, de aluminio forjado, sobre la que se sustenta (como cualquier superdeportivo) en un lado, mientras en el otro se apoya delicadamente en una estructura de madera de formas deliciosas

La superficie de vidrio templado permite ver esa rueda desde todos los ángulos, descansando sobre el hermoso y elegante marco de madera. Cuenta su diseñador, Alan Liu, que su forma alargada retrata artísticamente la velocidad y la potencia que han hecho famosos a los superdeportivos italianos. Para equilibrar este mueble maravillosamente diseñado, en el extremo opuesto se ha colocado un disco de freno sobre una plataforma adicional, lo que aumenta el interés visual del producto.

Desde luego, a esta mesa de metal, madera y cristal, de 28 kilogramos de peso, resulta complicado no hacerle un hueco en tu caso. No somos los únicos que lo pensamos. La mesa Velocita ha ganado el A ‘Design Award de 2018. Sin conocer a los otros candidatos, nos parece más que merecido el premio.

Fuente: Alan Liu de Mobellio
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta