En estos últimos años los llamados “guardias muertos”, o lo que es lo mismo, las bandas reductoras de velocidad, se han convertido en parte del paisaje de las ciudades. Con este poco popular sistema se persigue reducir la velocidad de tránsito en determinados tramos de carretera o áreas urbanas. Por lo menos el amenazante bache y su correspondiente golpecito molesto consiguen un efecto disuasorio y causa que numerosos vehículos reduzcan la marcha.

banda_reductora_velocidad
Banda redusctora de la velocidad

El problema es que en mayor o menor medida, todos los usuarios lo sufren. Respetes o no los límites de velocidad, si te encuentras una de estas bandas tendrás que sufrir los efectos molestos del bache colocado ahí a conciencia. A la vista del fastidio que origina a los usuarios, una compañía mexicana, llamada Decano Industries, está trabajando en unas bandas reductoras de velocidad inteligentes. Su funcionamiento presenta varias ventajas. Una de ellas es que se aumentará la seguridad, y la otra que se reducirá el consumo de combustible. Dos factores a tener en cuenta que seguro que hacen que su uso se vaya popularizando en el corto/medio plazo.

El dispositivo de la empresa mexicana mide la fuerza de impacto del vehículo que se acerca, y se esconde de inmediato si viene a una velocidad que sea igual o esté por debajo del límite legal en ese tramo. Se repliega y como por arte de magia desaparece. Por el contrario, si viene demasiado rápido, permanece en su sitio, desplegado, y el vehículo sufre la molestia del bache. Tanto éxito se le ve al sistema que el Gobierno de la Ciudad de México está subvencionando a la empresa para que continúen con su desarrollo y para ayudarla a que patente el dispositivo.

Por si fuera poco, un estudio de 2006 de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México llegó a la conclusión que las constantes aceleraciones y frenazos que causan dichas bandas incrementan la contamición y aumentan el gasto de gasolina. Mantener la velocidad constante dentro de los límites legales sería mucho más ecológico con este novedoso dispositivo que con el anterior. Otra razón de peso por la cual optar por estas nuevas bandas reductoras de velocidad en detrimento de las ya conocidas por todos.

Vía | Autoblog

3 COMENTARIOS

  1. Ya existen badenes que están hinchados y desalojan/desplazan el gas a cierta velocidad (según el límite de velocidad establecido se ajusta una válvula). Si el coche pasa demasiado rápido, no da tiempo a evacuar el aire y el badén parece duro. Si el coche va a la velocidad adecuada, el badén desaloja el aire y no se nota.

  2. la idea no es mala pero tiene un gran problema, el precio del cacharro, la instalacion y el mantenimiento. mucho mas barato pero igual de util son las bandas con fluidos no newtonianos inventadas por españoles en las que si pasas rapido son completamente rigidas pero a velocidades lentas se amoldan a la rodada de la rueda.

  3. También en España te ponen una montaña de cemento por que sale mas barato para el ayuntamiento y mas caro para el conductor que tiene que ir cada mes a comprobar los amortiguadores y los bajos del coche…

Deja una respuesta