Allá a principios de 2016 conocimos al Microlino, un concepto que nos prometía una interpretación moderna (y con motor eléctrico, por supuesto) del más mítico “coche burbuja de los años 50, el BMW Isetta. Tras algunos retrasos inesperados por parte del equipo de diseño, este curioso coche eléctrico ya cuenta con la aprobación para circular por parte de la Unión Europea y la marca nos informa que su producción comenzará de inmediato, para empezar a entregarse en 2019.

Durante aproximadamente una década, desde mediados de 1950 hasta mediados de los 60, el BMW Isetta ofrecía un consumo tan contenido como su carrocería, perfectamente diseñada para recorrer las estrechas calles europeas. Inspirado en estos pequeños coches de burbujas retro, el diseñador Wim Ouboter reveló por primera vez el Microlino en 2016.

Ahora, más de dos años después y con miles de pedidos anticipados esperando contar con una unidad del primer lote, se ha revelado el diseño final y se ha otorgado la certificación de homologación de la UE.

Con una curiosa puerta frontal que nos recuerda a la de un frigorífico, el Microlino de producción mide 2,4 metros de longitud y pesa 450 kg (sin batería y pasajero). En función de la batería que instale su usuario ofrece una autonomía de entre 120 y 200 km (esto depende del tipo de conducción, puede alcanzar 90 km/h). Si se enchufa a una toma de corriente convencional puede recargarse en cuatro horas. Cifra todas ellas muy buenas, para un vehículo apto para dos pasajeros (incuido el conductor) y con un pequeño espacio de carga.

Recordamos que la compañía inicialmente esperaba tener los primeros modelos rodando en la calle a principios de 2018, pero costó más de lo pensado homologar la puerta de entrada delantera. Y la empresa cuenta en su blog que antes de comenzar su producción querían tener cerrado este asunto.

Desde aquel anuncio inicial se han revelado varios detalles de diseño del producto final, que incluyen un techo solar en cada vehículo de serie y una pantalla táctil redonda en el salpicadero. ¿Su precio? También ha aumentado desde aquel anuncio y ahora se sitía en torno a 12.000 €. El primer país que podrá disfrutarlo será Suiza, donde ya se despacharán los primeros a finales de 2018. Luego llegará a Alemania, ya el próximo año.

Fuente: Microlino

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta