No todos los días tienes la oportunidad de comprar el Mini Cooper S de Sir Paul McCartney. Ahora, sí. Y, como verás, no es un MINI cualquiera. Se trata de uno modificado por Harold Radford &Co, una empresa famosa por sus Bentley, que preparaba para excursiones campestres, en forma de shooting brake, con maderas de nogal y otras exquisiteces.

Un buen día Harold decidió ponerse a prepara MINI y fue la sensación del Salón del Automóvil de Londres de 1963, eclipsando a coches más costosos. No pasó mucho tiempo para que celebridades como Peter Sellers o Steve McQueen encargasen el suyo.

Los minis modificados por Harold Radford & Co estaban equipados con un techo corredizo Webasto, luces traseras Aston Martin, ventanillas eléctricos, un volante de tres radios con aro de madera, detalles en el interior de madera veteada, asientos de auténtico lujo, un apoyabrazos central, instrumentación Smiths, llantas personalizadas….

Cada Radford Mini se creó con el Mini Cooper S como punto de partida, por lo que además del refinamiento de la preparación, tenía bastantes capacidades dinámicas. Su precio lo hacía inaccesible para la mayoría, pero aún así se vendieron mucho más que cualquier creación anterior de Radford. Hoy en día siguen cambiando de manos por sumas de dinero elevadas… incluso si no ha pertenecido a alguien famoso como este.

Resulta que todos los mienbros de The Beatles tenían un MINI Radford. Conocimos hace tiempo el de Ringo Starr, George Harrison tiene uno que hoy sigue en manos de su esposa y John Lennon tenía uno que actualmente está en paradero desconocido. Y este que ves en las imágenes es el MINI Cooper S de Paul MacCartney. El manager, Brian Epstein, habia regalado uno a cada miembro de la mítica banda. Sin duda, buena parte de la imagen actual de la marca, un auténtico icono de la cultura pop británica y mundial, se debió a esto.

Después de ser vendido por McCartney, el MINI pasó unas décadas en Hollywood bajo el cuidado de Bill Victor, luego fue vendido a Michael Fisher, un apasionado de Miami, que hizo restaurar el coche siguiendo al dedillo las especificaciones originales.

Por primera vez en casi 20 años, el Mini de Paul McCartney sale a la venta. Si tenemos en cuenta que el Mini de George Harrison sigue siendo propiedad de una familia, el Mini de Lennon ha desaparecido y que el Mini de Ringo Starr acaba de venderse hace muy poco, puede que esta sea una oportunidad única de hacerse con uno de los cuatro MINI de los Beatles.

¿Será caro? Por ahora puedes registrarte en la web de la casa de subastas para hacer una puja. No hay estimación de precio… pero tampoco te solicitan una cifra para hacer una reserva. Eso sí, no nos extrañaría nada que superase una cifra de seis dígitos…

Vía: Worldwide Auctioneers
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta