MINI Electric es la bandera bajo la cual en adelante la marca premium británica va a comercializar todos sus modelos electrificados (eléctricos, híbridos e híbridos conectables) de producción en serie. Bajo esta nueva bandera comercial, el primer modelo completamente eléctrico de MINI Electric llegará al mercado —con el mismo nombre que la marca—en 2019, pero este mismo mes de septiembre, en el Salón de Frankfurt MINI anticipa una primera visión del mismo con el MINI Electric Concept que expondrá en su stand.

MINI y la electrificación combinan perfectamente”, dijo Harald Krüger, presidente del consejo de administración de BMW AG. Hay que tener en cuenta que, como también ha comentado Peter Schwarzenbauer, responsable de MINI, Rolls Royce y BMW Motorrad en el mismo consejo, “Con su característica sensación de go-kart y su poderoso motor eléctrico, el MINI Electric Concept además de ser completamente adecuado para el uso diario en ciudad y de producir cero emisiones, es muy divertido de conducir”.

“La visión puramente eléctrica de la movilidad diaria personal urbana” —como definen internamente en BMW Group al futuro MINI Electric— no es algo nuevo en la marca premium británica. En 2008 MINI ya experimentó la movilidad eléctrica con el MINI E, modelo del que se produjeron 600 unidades que fueron puestas en manos de usuarios privados para experimentar el coche en condiciones reales de tráfico. Los resultados obtenidos en ese estudio sirvieron para el desarrollo del BMW i3, pero también para el del MINI Cooper S E Countryman All4, el primer híbrido enchufable de la marca.

El MINI Electric Concept que MINI va a mostrar en el Salón de Frankfurt es fácilmente reconocible al primer vistazo. Se diferencia claramente del resto de modelos de la gama MINI, además de por los colores plata y amarillo de su acabado exterior —que la marca ha elegido como colores corporativos para la marca MINI Electric—, por su frontal claramente diferenciado. Todo en él es diferente, tanto la parrilla delantera como su rejilla, las ópticas circulares y, especialmente, toda la zona inferior, paragolpes, faldón delantero, tomas de aire,… todo ha sido reinterpretado y muchos de sus componentes elaborados directamente en fibra de vidrio. La naturaleza eléctrica del motor eléctrico que se oculta bajo el capó queda clara al ofrecer una parrilla completamente cerrada para favorecer la aerodinámica del coche al no precisar la unidad eléctrica de tanta ventilación como un motor de combustión. Lo mismo sucede con las entradas de aire simétricas del faldón delantero, también cerradas pese a que mantienen el diseño de lamas característico.

Tanto en el frontal, como en la vista lateral, la presencia del logotipo E que identifica la nueva marca MINI Electric es constante. Aparece inserto en la banda amarilla que cruza de lado a lado la parrilla frontal, en el diseño de las ópticas delanteras, grabado en las llantas y en las carcasas de los retrovisores, estas últimas también elaboradas en fibra de vidrio.

Las llantas, de 19 pulgadas, están acabadas en color oscuro y cuentan con incrustaciones aerodinámicas impresas mediante tecnología 3D, son uno de los detalles estéticos más llamativos de la vista lateral del coche. Un llamativo toque de color amarillo remata marca el extremo de las mismas.

Tanto el lateral del MINI Electric Concept como su trasera muestra unas superficies limpias y muy fluidas para favorecer la aerodinámica del coche. “La aerodinámica y el diseño ligero no son sólo importantes en el mundo del deporte del motor, también son factores esenciales para maximizar el rendimiento en los eléctricos”, afirma Adrian van Hooydonk, vicepresidente senior de BMW Group Design, que también explica el dinámico aspecto del coche: “El MINI Electric Concept es en esencia un MINI: compacto, ágil y el compañero ideal para la conducción cotidiana, pero al mismo tiempo nos permite transmitir una nueva visión del concepto de deportividad de los productos de BMW Group”.

La trasera del coche está elaborada en forma de cascada. El coche parece ir creciendo a medida que la vista lo recorre de arriba abajo. Los hombros aparecen así más anchos y atléticos aportando una importante sensación de fuerza y dinamismo. Los pilotos traseros son ciertamente originales. Cada uno de ellos representa mediante puntos LED  la mitad de la Union Jack (bandera británica) , en clara referencia al origen británico de la marca.

Tanto el faldón trasero como el difusor de aire reciben el mismo tratamiento estético que los elementos del frontal y están igualmente elaborados en fibra de vidrio. Por encima de ellos, una fina línea en color amarillo llama poderosamente la atención, de igual modo que lo hace la completa ausencia de salidas de escape que caracteriza y delata la naturaleza eléctrica de su mecánica.

MINI no ha facilitado datos respecto al interior o al teórico rendimiento del MINI Electric Concept, lo que nos hace suponer que los reserva para comunicarlos en el Salon de Frankfurt o bien no quieren anticipar demasiado la información porque la versión definitiva de producción en serie no estará lista hasta 2019 y vista la carrera de todas las marcas por posicionar sus coches eléctricos en esas fechas no quieren dar demasiadas pistas a la competencia.

Fuente – MINI

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (19 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta