Aunque todavía sea relativamente desconocida en el sector automotriz, Mobileye comenzará a tener una marcada presencia en los próximos años. La empresa tecnológica israelí fue comprada por un gigante como Intel el año pasado y tiene como objetivo seguir desarrollando la conducción autónoma. Actualmente ya trabaja con varios fabricantes de peso como Nissan, Audi o BMW; pero acaban de firmar un contrato que va más allá de lo visto hasta ahora.

Parece que Mobileye dispondrá las tecnologías pertinentes para dotar de conducción autónoma a 8 millones de vehículos de un fabricante europeo. Por supuesto, todavía no se ha desvelado los detalles de este acuerdo, ni quién es el misterioso fabricante. Lo que sí que parece claro es que se trata de uno de los mayores acuerdos a los que ha llegado la empresa y refleja que el futuro tenderá a este tipo de conducción en buena parte del mundo.

Aunque todavía es pronto para democratizar esta tecnología y empezar a verla en carretera abierta, lo cierto es que Mobileye sigue trabajando con nuevas técnicas de inteligencia artificial. Por el momento la empresa está utilizando el chip EyeQ4 de Intel, que permite una automatización parcial de la conducción. Todavía habría que esperar a 2021 para llegar a su actualización, el Intel EyeQ5, que ya sí permitiría una conducción autónoma de nivel 4. Precisamente está siendo probada en algunos Ford Fusion híbridos que hacen las funciones de robo-taxis.

La presencia de Mobileye en el mundo del motor quedará más que justificada el año que viene, cuando esperan que haya más de 100.000 vehículos con el nivel 3 de autonomía (algo todavía ilegal en nuestro país). Si llegar a la conducción autónoma, la empresa israelí afirma que hay actualmente unos 27 millones de vehículos de 25 marcas diferentes con alguno de sus sistemas de asistencia. Con una cuota de mercado del 70 % es la tecnológica más destacada en este apartado.

Fuente: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta