Si nunca has oído hablar del Grupo Mulholland, no te culparemos, pero la compañía suministra piezas para la Fórmula 1 y el “automovilismo de alto nivel”. Bien, ahora quiere hacerse un hueco en la industria de los coches de producción y este es el primero que se construirá bajo su nueva división, Mulholland Automotive. De nombre Mulholland Legend 480, no tiene como objetivo ser el más rápido, sino “redescubrir la alegría y la pureza de la conducción” a sus clientes.

La firma inglesa afirma estar inspirado abiertamente por la filosofía de TVR, y se proclama a sí mismo como un digno sucesor de sus deportivos. Ha sido definido como una “máquina V8 súper ligera” para “conductores puros”. La compañía no ha dado detalles específicos, pero confirma que es un coupé biplaza de propulsión y un bloque de ocho cilindros montado delante. Su origen y tamaño son desconocidos, pero sabemos que puede entregar 487 CV y que está asociado a una caja de cambios manual.

Si bien las cifras de aceleración, velocidad máxima o consumo tampoco han sido publicadas por el momento, el Mulholland Legend 480 debería conseguir unos destacados registros gracias a una carrocería de fibra de carbono diseñada por el anterior director de diseño de TVR, Damian McTagget. Debería enfrentarse cara a cara con el Griffith de TVR, el cual presenta un motor Ford V8 de 507 CV, también con transmisión manual, y un peso de 1.250 kilos gracias a la fibra de carbono, el acero y el aluminio.

Graham Mulholland era un gran admirador de los coches de TVR, particularmente de los de la era de los 80 construidos bajo la dirección de Peter Wheeler. “Soy un ex propietario de TVR, y me considero privilegiado de decir que trabajé con el famoso dueño anterior Peter Wheeler en varios proyectos descarados”, dijo en el comunicado. “Para mí, la marca se destacó por los verdaderos principios de lo que debería ser un deportivo y brindó una experiencia de conducción verdaderamente emocionante”.

“El Legend 480 como nuestro primer vehículo replicará una fórmula probada, pero utilizaremos los últimos conocimientos avanzados de fabricación y una cadena de suministro de primera clase para lograr la calidad esperada. Sin embargo, esta pureza se traducirá en nuestro uso de la tecnología y experiencias que tenemos a disposición de nuestro equipo. Podemos movernos rápidamente y ser muy creíbles”, añade Mulholland.

La producción tendrá lugar en Derby, Reino Unido, con las primeras entregas previstas en verano. Aún no tiene un precio de venta anunciado, pero los pedidos ya han sido abiertos. Y no parece que esta vaya a ser la última incursión de Mulholland en el mundo de los coches de calle, ya que la marca afirma que está buscando “agregar rápidamente” tres coches más a su gama tras el Legend 480. Si cumplen con lo acordado, llegará a las calles antes que el propio Griffith.

Fuente: Mullholand Automotive

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta