Los neumáticos con clavos no son apenas usados en España (llega con montar neumáticos de invierno en zonas con inviernos fríos, si bien los de verano son más que suficientes para la mayoría). Eso sí, otro cantar es adentrarse en los países nórdicos, muy populares por el agarre adicional que brindan sobre el hielo y la nieve compacta. Según la Administración de Transportes de Suecia, Trafikverket, alrededor del 60% de los conductores suecos montan neumáticos con clavos para los meses más fríos. Pero quizá no deberían.

Una investigación de la Universidad de Tecnología de Chalmers en Suecia dice que en realidad cuestan más vidas de las que salvan, y por razones que no son evidentes de inmediato. La métrica clave que observaron los investigadores fue años de vida. Los investigadores no cuentan las muertes incurridas y evitadas debido a los neumáticos con clavos, sino los años de vida perdidos o salvados. Y donde se piensa que los neumáticos con clavos salvan entre 60 y 770 años de vida en Suecia, el costo de su uso es de 570 a 2.200 años de vida.

La razón principal de esto es las emisiones causadas por el daño de los clavos a las carreteras de asfalto, desde donde se lanzan las partículas. La investigación se centró especialmente en las partículas de PM10, que tienen un diámetro de entre 2,5 y 10 micrómetros. Estas partículas en el aire pueden causar enfermedades respiratorias, ataques cardíacos e incluso mutaciones de ADN. Son considerados carcinógenos del Grupo 1 por la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

El impacto de estas emisiones supera los beneficios de su uso, según los investigadores. Los investigadores también tuvieron en cuenta las emisiones causadas por la producción de neumáticos con clavos frente a los neumáticos sin clavos.

Otro factor significativo es la extracción de cobalto que se utiliza en los clavos. La fuente más abundante de cobalto es la República Democrática del Congo, donde los accidentes en la industria minera son frecuentes (pero no se registran de manera adecuada). Además, la minería de cobalto contribuye al conflicto en la región y fomenta la corrupción, algo que los investigadores reflejan en su estudio. Entre el 23 y 33% de sus efectos negativos se sienten fuera de donde causan beneficios.

¿Hay alternativa en esos lugares a conducir sin neuma´ticos con clavos? Los investigadores sugieren que conducir con cuidado, elegir buenos neumáticos de invierno sin clavos, automóviles de tracción total y, cuando sea posible, tomar otros medios de transporte.  “La forma de conducir es importante, y el arado de nieve y el barrido deben hacerse de manera adecuada”, dice Anna Furberg de la Universidad de Chalmers, en un comunicado de prensa. “La mayoría de los automóviles de hoy también tienen instalados sistemas antideslizantes electrónicos, lo que los hace más seguros para conducir a velocidades más altas. Pero nuestro estudio muestra que se necesita más investigación sobre alternativas a los neumáticos de invierno con clavos que no causen estos problemas de salud”.

Fuente:, Live and Let Die? Life Cycle Human Health Impacts from the Use of Tire Studs, Chalmers University

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta