El Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, conocido como Plan E, fomentó el reciclaje de alrededor de dos millones de neumáticos viejos en 2009, que se destinaron a la construcción de campos de fútbol de césped artificial, según la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER).

Así, a lo largo del pasado año se construyeron con cargo a este fondo alrededor de 100 de instalaciones deportivas de este tipo, lo que permitió aprovechar más de 18.000 toneladas de neumáticos usados, de los que se extrajeron cerca de 10.000 toneladas de polvo de caucho.

El empleo de material reciclado en la puesta en marcha de estos campos de fútbol redujo el impacto medioambiental, ya que ahorró la emisión de alrededor de 148.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y cerca de 58 millones de litros de petróleo que, de lo contrario, se hubieran empleado para la producción de nuevo material.

Según la directora general de FER, Alicia García-Franco, “la financiación de proyectos y contratos de obra que fomenten la utilización de materiales reciclados es una práctica que debería impulsarse en mayor medida, ya que por un lado, generan empleo y, por otro, conllevan efectos positivos para el medio ambiente, como hemos visto ya en este último año”.

De esta forma, la patronal considera que la Administración debería ofrecer un mayor respaldo a la utilización de neumático reciclado en otros ámbitos de la construcción como es, por ejemplo, el asfaltado de carreteras, ya que de lo contrario “será complicado” cumplir los objetivos marcados en la legislación en materia de reciclaje.

España destina actualmente 1.000 toneladas al año de neumáticos al asfaltado de la red viaria, lo que representa tan sólo el 0,8% del volumen total fijado en el II Plan de Neumáticos Fuera de Uso Horizonte 2015.

Vía | FER