Aunque las pick-up ahora se han democratizado bastante y son aptas para una conducción normal en carretera, su vocación siempre seguirá siendo la ofrecer garantías fuera del asfalto. Más aún cuando salen versiones enfocadas al todoterreno como este Nissan Navara Off-Roader AT32. Se trata de la misma variante que ya fue presentado en 2018, pero ahora tocaba volver a sacarlo después de la renovación reciente a la que ha sido sometida la Nissan Navara.

Aprovechando el éxito que tuvo, se relanza este ejemplar que cuenta con unas capacidades off-road mejoradas con respecto a la pick-up de serie. Para ese cometido han contado con la ayuda de Arctic Trucks, una empresa islandesa especialista en todoterreno. Una de sus primeras incorporaciones fue la protección integral de la parte inferior de la carrocería, que está hecha en aluminio y sirve para que nada quede expuesto en los bajos.

Como buen todoterreno, este Nissan Navara Off-Roader AT32 cambia sus neumáticos de serie por unos Nokian de 31,6 pulgadas que también mejoran la conducción en carretera, el consumo de combustible y los niveles de emisiones. Van calzados en unas llamativas llantas de color negro e incluyen válvulas dobles para permitir un ajustar la presión de los neumáticos de forma rápida y precisa. Eso siempre es de vital importancia en el día a día y en los todoterreno ayuda en función de la superficie por la que se circula.

A nivel estético se le puede distinguir por aspectos como los distintivos en los aletines delanteros, en pasos de rueda ensanchados, en los estribos laterales, portón trasero y guardabarros. Aunque es aún más interesante que monte una suspensión de alto rendimiento Bilstein que le permite tener un comportamiento ejemplar en cualquier tipo de terreno. Opcionalmente también puede equipar el bloqueo electrónico del diferencial delantero o el snorkel de entrada de aire, con el que puede hacer vadeos de hasta 800 mm.

A pesar de esa clara vocación todoterreno, el Nissan Navara Off-Roader AT32 también mantiene la tecnología. El equipamiento se basa en el acabado N-Guard e incluye cámara de visión 360º, control de descenso en pendientes o frenada automática en ciudad. Su mecánica diésel 2.3L dCi, con 163 o 190 CV, se ha adaptado a la normativa WLTP y reducido significativamente sus emisiones. Esta versión estará disponible en los concesionarios a finales del próximo mes de febrero.

Fuente: Nissan

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta