El Nissan Qashqai es probablemente el modelo más importante para la marca. El SUV más vendido en Europa y uno de los precursores del segmento también necesita mejoras para seguir siendo competente en el mercado y que no decaigan sus ventas. Por este motivo recibe un nuevo motor de gasolina turbo de 1.3 litros que tiene como objetivo sustituir a los anteriores bloques, a los que mejora en términos de consumo y emisiones.

Esta mecánica sale de la Alianza de Renault-Nissan-Mitsubishi con Daimler y por lo tanto ya ha podido ser vista en la gama del Mercedes Clase A. En su llegada al Qashqai tendrá dos niveles de potencia, 140 o 160 CV, y podrá estar ligado a una caja de cambios manual o a la nueva transmisión automática de doble embrague DCT. La inclusión de un filtro de partículas de gasolina ha sido clave para mejorar su eficiencia y cumplir la nueva normativa Euro 6d-Temp.

El motor de 1.3 litros con 140 CV y 240 Nm de par es el sustituto del anterior 1.2 DIG-T que tenía 115 CV. Mejora sus prestaciones y ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y una recuperación de 80 a 100 km/h en 4,5 segundos. Su consumo homologado se queda en 5,3 l/100km, mientras que las emisiones de CO2 son de 121 g/km (con llantas de 17 pulgadas). Solamente podrá ir con el cambio manual y con tracción delantera.

Por su parte, el motor de 1.3 litros con 160 CV y 260 Nm de par viene para sustituir al 1.6 DIG-T de 163 CV. Las prestaciones son prácticamente iguales que en el anterior y tiene como principal ventaja la reducción del consumo hasta los 5,5 l/100km y de las emisiones de CO2 hasta los 122 g/km. Esta mecánica puede ligarse al cambio manual y también a la transmisión automática DCT, con la que el par aumenta hasta los 270 Nm. Seguirá siendo tracción delantera y de momento no se contempla una versión con tracción total.

Fuente: Nissan

Galería de fotos:

Ver galeria (81 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta