La gama de SEAT ha sufrido varias actualizaciones en este recién comenzado mes de noviembre. Los modelos afectados son el Altea, Ibiza y León.

Del SEAT más grande del trío, el Altea y Altea XL, la única novedad es que empiezan a comercializarse las versiones Ecomotive, con el motor TDI de 105 CV. También es nueva la función de arranque y parada del motor. Este motor tan sólo emite 119 gr/km de CO2, lo que le exime de pagar el impuesto de matriculación. El precio de partida es 19.150 euros para el Altea, y de 20.650 para el Altea XL, ambos con acabados References, para pasar al Style hay que añadir 1.000 euros. Indicar que todos los diésel del modelo, excepto el 1.9 TDI DSG y el 2.0 TDI DSG, pueden acogerse al Plan 2000E. Los gasolina no podrán disfrutar de dicha subvención; en el caso del 1.4 TSI, por unos irrisorios 3gr/km de C02.

seat_altea_ecomotive
Seat Altea Ecomotive

El SEAT Ibiza ahora incorpora el nuevo motor turbodiésel 1.6 TDI common-rail de 105 CV. Es el siguiente paso del actual 1.6 TDI de 90 CV, y ofrece un buen compromiso entre potencia y consumo con sólo 4,3 litros/100 km de media. Estará disponible en los acabados Style y Sport y las carrocerías de cinco puertas y Sportcoupé. El precio de partida será 16.670 euros. También el motor gasolina 1.4 de 85CV se vuelve más austero en sus emisiones de C02, pasa a homologar 142gr/km.

En lo referente a la mecánica indicar que todos los motores de más de 100 CV vendrán con el diferencia autoblocante XDS de serie. Una novedad interesante, aunque quizá superflua para el día a día. No es demasiado probable que entre en funcionamiento con el uso habitual de un coche, pero no por ello deja de agradecerse su inclusión. El equipamiento del Ibiza también se renueva. Deja de ser equipamiento opcional las llantas de 16 y 17” Sonda y Saga, los espejos plegables con función parking para los Reference y Ecomotive o la suspensión deportiva para el acabado Reference.

Por último, no hay que obviar que tras las últimas homologaciones, todas las versiones del SEAT Ibiza entran en el Plan 2000E, incluidos los gasolina, FR y Cupra. Las versiones gasolina pagan un 4,75% de impuesto de matriculación, pero todos los TDI están exentos de su pago.

Del SEAT León, sólo indicar que traerá incorporado de fábrica el diferencial autoblocante XDS, sin importar la versión y la potencia de su motor. En un principio sólo estaba disponible para los motores más potentes de la gama, ahora todos lo montarán de serie.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta