Audi completa la gama de motores del A3 y de su versión Sportback con dos motores diésel. Uno de ellos será un 1.6 TDI que tendrá una potencia de 105 CV. Se podrá combinar con una caja de cambios automática S tronic. El segundo será un 2.0 TDI con 140 CV y podrá llevar un sistema de tracción delantera o de tracción total quattro. Este último puede ir combinado con el cambio S tronic y también con uno manual, ambos con seis velocidades.

La mecánica de 140 CV reduce su índice de emisiones con respecto a la versión anterior. Antes emitía 143 g/km y ahora tan sólo 115 g/km, 129 g/km en el caso de la versión quattro). Gracias a esto, el impuesto de matriculación es menor con lo que el cliente se ahorrará un dinero.

Ambos motores llevarán el sistema Start/Stop con el que el motor se apaga cuando el coche se detiene y se enciende cuando se pone en marcha. También tiene otro dispositivo de recuperación de energía. En el caso del motor 2.0, los dos sistemas pueden ir combinados con la versión de tracción delantera o con la total.

Audi también ofrecerá a sus clientes la posibilidad de poner el Start/Stop y el sistema de recuperación de energía a la versión 1.4 TFSI de 125 CV. Esta mecánica también se podrá asociar al cambio automático S tronic.

Otra de las novedades que ofrece la marca es la nueva configuración del paquete básico de las versiones Attraction. Llevará llantas de aleación ligera de 16’’ (se podrá escoger entre dos modelos), neumáticos 205 / 55 R16, volante multifunción de cuatro brazos, radio Concert y ordenador de a bordo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta