Seat ha decidido mostrar el primer paso del nuevo Seat León en el mundo de la competición en el encuentro GTI en la orilla sur del lago Wörthersee. Se trata del nuevo Seat León Cup Racer, el gran centro de atención del stand de Seat en Reifnitz y que culmina los más de 40 años de historia de la marca en competición.

Desde la marca ya apuntan que el León Cup racer no es un modelo de exhibición, sino “el primer vehículo de pruebas para nuestro trabajo de desarrollo”. Desarrolla 330 CV de potencia, y forma la base del trabajo de desarrollo y las pruebas dinámicas que se realizarán en los próximos meses. “Podría empezar a competir en la temporada 2014, tanto en carreras de velocidad como de resistencia. Y prevén crear una versión con motor 1.6 para competir en el WTCC.

Se basa en el León cinco  puertas (que probamos hace poco) y está pintado en color gris metálico mate con detalles en color naranja. Monta unas llantas de competición de 18 pulgadas unidas a las vías que más anchas que las del modelo de serie.

El nuevo frontal se ha diseñado para mejorar la eficiencia aerodinámica y maximizar el flujo de aire en el vano motor. El sistema de frenos y los poderosos pasos de rueda incluyen aperturas en la parte posterior para ayudar a refrigerar los frenos de cuatro pistones de las ruedas traseras. El diseño de las taloneras, el spoiler delantero, los bajos del chasis carenados, el difusor trasero y el alerón posterior extensible en dos etapas consiguen el máximo efecto suelo para trazar las curvas a mayor velocidad.

Y, pese a tanto cambio, todavía quedan rasgos del Seat León de serie, como los distintivos faros de LEDs integrales con el trazo de las luces de circulación o los pilotos traseros de LEDs, el contorno del techo, las líneas de carácter o los blíster laterales.

En el interior del León Cup Racer (protegido por una jaula de seguridad de alta resistencia) destaca el enfoque minimalista,. El asiento tipo baquet tiene un soporte HANS para cabeza y cuello para mayor seguridad y el tapizado es una piel especial que regula la humedad.

Por lo demás, se mantiene la disposición básica del puesto de conducción del modelo de serie, pero toda la información al conductor y los mandos se concentran en el volante multifunción y en la pantalla TFT de alta resolución que se ubica detrás, para que el piloto pueda centrarse plenamente en conducir el coche.

Pero en un coche de carreras, lo que cobra especial relevancia es su tren propulsor. EL León Cup Racer equipa un motor turboalimentado de dos litros y cuatro cilindros que rinde, como decíamos, una potencia máxima de 330 CV. Va acoplado a una caja de cambios DSG de seis velocidades con levas en el volante y un diferencial de bloqueo electrónico envían el par motor máximo de 350 Nm a las ruedas delanteras. Seat informa de que puede equipar una variante especial del Cup Racer para las pruebas de resistencia con una caja de cambios secuencial con el cambio en la consola central y un diferencial de bloqueo mecánico.

Ya se ha perfilado un precio de salida para el León Cup Racer: la variante equipada con la caja de cambios DSG costará 70.000 euros (sin impuestos), mientras que el precio de la versión destinada a las carreras de resistencia con transmisión secuencial y diferencial de bloqueo mecánico se sitúa en 95.000 euros (también sin impuestos).

Fuente: Seat
Galería de fotos del Seat León Cup Racer:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta