Hace unos meses se dio a conocer en Estados Unidos el Subaru Legacy, un sedán que no está disponible en Europa… salvo su variante familiar crossover, el Subaru Outback. Ahora, con motivo del Salón de Nueva York se ha presentado la sexta generación de este interesante y eficaz coche. Los datos para el mercado europeo todavía se desconocen… pero parece

Ya no existen mecánicas de gasóleo en la gama del actual Subaru Outback y solamente se mantiene en la oferta el 2.5 gasolina asociado al cambio Lineartronic (ver prueba), que también puede solocitarse con GLP. Interesante y cómodo, sí, pero quizá algo falto de garra para las capacidades que tiene el chasis y su tracción total.

En Estados Unidos se mantiene el 2.5 atmosférico de 175 CV, asociado a la transmisión automática con variador continuo CVT y al sistema de tracción total Symmetrical AWD, con reparto selectivo de par. Por encima, nos encontramos con un motor sobrealimentado, que entrega 260 CV de potencia y 277 Nm de par máximo… con el mismo cambio y tracción.

No ha habido una revolución estética, algo a lo que la marca nos tiene acostumbrados.  Se mantienen los faros, ahora algo más rasgados y con una nueva firma de luz diurna y la parrilla marca de manera más clara su forma hexagonal. A los paragolpes han ido a parar unos puntos LED en los extremos, que sirven de luces antiniebla.

En el habitáculo si obervarmosuna clara evolución. El parabrisas se ha adelantado para ganar más sensación de amplitud, extendiendo el salpicadero hasta los paneles de las puertas. Es imposible no fijarse en la pantalla de 11,6 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento que domina el salpicadero. Está en posición vertical, una solución que emplean Tesla, Volvo o Renault.

Lo más crucial del coche está quizá en lo que no vemos: una plataforma modular que ha permitido que el coche gane hasta un 70% más de rigidez, cifra que se eleva al 100% en la rigidez a la torsión de la suspensión delantera y trasera. Si ya destacaba por su seguridad, ahora todavía más: su nueva estructura del chasis frontal y lateral puede absorber un 40% más de la energía generada en un choque.

Prueba de su apuesta por la seguridad, en Estados Unidos el nuevo Subaru Outback (donde se vende con siete acabados) se ofrece de serie con el conjunto de tecnologías Eyesight, que aglutinan el control de velocidad de crucero adaptativo avanzado con centrado en el carril, detector de fatiga DriverFocus… y se complememta con faros LED direccionales, detección de puntos ciegos, asistente de cambio de carril o la alerta de tráfico cruzado trasero.

Las ventas al otro lado del charco comienzan en otoño… así que es posible que a principios de 2020 lo tengamos a esta orilla del Atlántico.

Fuente: Subaru
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta