La crónica de una muerte anunciada se ha confirmado un año después de que se empezase a rumorear la sentencia. Mercedes-Benz ha anunciado el cese definitivo en las operaciones de Maybach, su firma de vehículos de lujo, tras doce años en el mercado y una caída progresiva de las ventas. Será en 2013 cuando la marca de lujo deje de fabricar modelos, un hueco que cubrirá la la línea de producción de Mercedes con más versiones del Clase S.

Tras varios años sin operar, la marca de vehículos fue rescatada por el grupo Daimler a finales de los años 90. En 2011, debido a la falta de objetivos, Maybach llegó a un acuerdo financiero con Aston Martin que no consiguió revertir la situación. La falta de rentabilidad ha sido el tiro de gracia para una firma que por cada unidad vendida perdía 330.000 euros, una cantidad superior al coste del automóvil.

La estrategia del grupo Daimler es ahora bien diferente. El objetivo prioritario pasa por la venta de todo el stock acumulado de los cinco modelos que Daimler aún mantiene en el mercado. Para tal fin se han puesto en marcha, desde la primavera de 2012, descuentos de hasta 75.000 euros y la garantía de seguir ofreciendo el servicio técnico oficial, ofertas que parecen haber captado la atención de los posibles compradores.

“Hemos llegado a la conclusión que es mejor acotar nuestras perdidas con Maybach que seguir hacia un camino incierto con una marca que no ha cumplido con las expectativas de ventas originales”, declaraba una fuente interna de la compañía. Y agregaba: “Los planes ya se encuentran en marcha para llenar el vacío dejado por los modelos 57 y 62 con la nueva generación del Clase S, que se ofrece en tres versiones con diferentes distancias entre ejes, que incluyen un tope de gama S600 Pullman”.

Fuente: Daimler

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta