Ya sabemos que los acabados deportivos son tendencia y que ya son muchos los fabricantes que los utilizan en su gama. Dan la posibilidad al usuario de tener un vehículo más pintón a nivel estético sin tener que optar por las mecánicas más potentes. Uno de los últimos en salir ha sido este Opel Corsa GS Line, una nueva versión del utilitario que se ha querido inspirar en el primer Corsa GSi de 1988. El de hace tres décadas se trataba de un auténtico deportivo, mientras que el actual cuenta con un equipamiento de lo más destacado.

Rindiéndole homenaje, el nuevo Corsa GS Line comparte la combinación de colores, teniendo la carrocería pintada en rojo chile y el techo en negro, haciendo contraste. En el exterior también cuenta con unos paragolpes delantero y trasero que lucen un aspecto diferenciado y más deportivo. Las llantas son específicas para esta variante y en su zaga sobresale una salida de escape doble con una terminación cromada.

Aunque no hay imágenes del interior, el Opel Corsa GS Line se diferenciará gracias a unos asientos deportivos o unos nuevos indicadores rediseñados en el cuadro de instrumentos. También sumará un nuevo modo de conducción Sport que afecta al comportamiento de la dirección y del motor. Este ejemplar solamente estará disponible con una variante mecánica, que es la formada por el bloque de tres cilindros 1.2 Turbo de 130 CV y 230 Nm de par.

Ese motor también se ofrece con 100 CV de potencia, pero la marca ha querido que el GS Line solo pudiera estar presente con el más capaz. Va ligado a la transmisión automática de ocho velocidades, con la que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 208 km/h. Su consumo combinado está situado entre los combinado 5,6 y los 6,0 l/100 km y sus emisiones de CO2 entre los 128 y los 136 g/km.

Es bastante más rápido que aquel primer Opel Corsa A GSi de hace tres décadas, pero no tiene su enfoque deportivo. No hay que olvidar que ese pequeño “Gran Sport Injection” llevaba un motor de 1.6 litros que desarrollaba 100 CV, al tiempo que pesaba apenas 820 kg. También contaba con una suspensión más rígida y frenos más capaces. Seguiremos esperando por si llega un Opel Corsa GSi de nueva generación (ya lo hubo de la anterior), al tiempo que este GS Line parte de los 22.300 euros en nuestro país.

Fuente: Opel

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta