El Opel Grandland X es uno de los modelos más importantes para la marca alemana en su nueva etapa bajo el paraguas de PSA. El SUV compacto está teniendo una buena acogida y una de las claves es su plataforma EMP2 y la posibilidad de compartir elementos con otros modelos del grupo francés. Precisamente ahora recibe un motor de gasolina de 1.6 litros que completará la gama por la parte superior.

El nuevo tope de gama será este Grandland X 1.6 Turbo, un tetracilíndrico con doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro que cuenta con sistema de inyección directa. Desarrolla una potencia de 180 CV y 250 Nm de par desde las 1.750 revoluciones. Gracias a ello promete unas prestaciones nada despreciables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8 segundos y una velocidad máxima de 222 km/h.

Pero el nuevo bloque de 1.6 litros también destaca por su eficiencia. Gracias al alzado variable de las válvulas y al filtro de partículas de gasolina consigue valores realmente conseguidos y ya cumple con la futura normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. Hablamos de un consumo medio homologado de 5,7 l/100 km y de unas emisiones de CO2 de 130 g/km. Este ejemplar solamente podrá ir ligado a la transmisión automática de ocho velocidades.

El Opel Grandland X 1.6 Turbo de 180 CV también quedará unido exclusivamente con el acabado Ultimate, al menos en nuestro país. Este es el nivel de equipamiento superior que fue presentado a finales del año pasado y que incluye elementos como las llantas de 19 pulgadas bicolor, barras de techo plateadas, asientos ergonómicos, tapicería de cuero, sistema de sonido Denon y un buen número de ayudas a la conducción.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta