Según un estudio de la American Automobile Association (Asociación Americana del Automóvil) siete de cada diez conductores admiten escribir sms o whatsapps mientras conducen. Ya conocemos de sobra los peligros que esto entraña, como nos recuerdan las campañas publicitarias. La probabilidades de sufrir un accidente aumentan en un 23,2%. Para evitar esto, la empresa americana ORIGO ha creado el ORIGOSafe.

Para eso se ha creado el Origosafe, un dispositivo que se instala en la consola central del vehículo. Se parece bastante a un reproductor de cassettes yu funcionamiento es bastante sencillo. Cuando el conductor entra en el coche debe insertar su teléfono en el Origosafe para que el coche puede arrancar.

Durante la marcha, el conductor podrá cargar su teléfono y realizar y recibir llamadas a través del Bluetooth. ¿Pero qué ocurriría si quitamos el teléfono del Origosafe durante la marcha? Evidentemente el coche no va a parar en seco porque sería peligroso, lo que sucede es que comienza a sonar una alarma cada vez más fuerte.

Además, cuando el conductor pare el coche no podrá volver a arrancar hasta que el administrador del dispositivo lo desbloquee (padre, gestor de flota…). Por lo menos, no avisa a la policía, como este otro invento indio que tiene la misma función. El Origosafe sí permite, al menos usar el teléfono mientras el freno de mano está activo, ya que aunque el motor pueda estar funcionando, entiende el vehículo está detenido.

Este dispositivo, que pretende convertirse en la pesadilla de multitud de jóvenes, ya está disponible en EE.UU. por 279 dólares, instalación incluida. Gracias a este dispositivo, los padres podrán estar más seguros cuando sus hijos vayan en coche o los gestores de flotas con sus conductores, como verás en su vídeo promocional:

Fuente: Drive Origo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta