A pocos debería de sorprender esta noticia de una ciudad intentando reducir el tráfico en su centro. Son muchas las medidas que se están llevando a cabo últimamente para intentar reducir el tráfico en los centros de las grandes ciudades. Empresas como Volkswagen anunciaban su intención de “luchar” contra las congestiones en las ciudades mediante la computación cuántica, pero la tendencia global parece ser la reducción del tráfico mediante restricciones de acceso.

En esta apuesta por ciudades más limpias toda propuesta es bienvenida, desde pasarelas mecánicas para trasladarse de un lado a otro de la ciudad, coches públicos y transporte público más eficiente.

A todos estos avances para mejorar la salud del aire en las urbes, se ha unido el plan de la ciudad de Oslo: eliminar el número de coches quitando plazas de aparcamiento en las vías más frecuentadas. Además, no contentos con solo quitar de un plumazo más de un centenar de plazas, añaden un carril ciclista mandando un claro mensaje a sus conciudadanos: “cógete la bici”.

No es la primera vez que Oslo actúa contra la “invasión” de vehículos en sus calles centrales, ya en 2015 se planteaba la opción de prohibir la entrada de vehículos. Recibieron la crítica sobre todo de los comerciantes de los 11 centros comerciales situados en la zona céntrica de la ciudad. El objetivo era reducir al 50% de las emisiones de 1990 para el año 2020. Parece que el gobierno continúa con el plan pero llevando a cabo otras medidas más sutiles más que prohibir. ¿Hacia un mundo sin coches?

Fuente: The Guardian
Vía: Xakata
Imagen: Twitter Nación Rotonda

1 COMENTARIO

Deja una respuesta