peugeot-e-2008-prueba-57
Mario Nogales

Los Peugeot e-208 y e-2008 aumentan ligeramente su autonomía

A la hora de buscar un coche eléctrico, uno de los datos más relevantes a tener en cuenta es la autonomía. En un momento en el que la infraestructura de recarga todavía no está demasiado desarrollada en países como el nuestro, es importante que el vehículo permita al usuario moverse con soltura. Ahora los Peugeot e-208 y e-2008 anuncian un aumento en esta cifra sin que haya cambios en la batería.

Recordar que estos modelos montan una batería de iones de litio de 50 kWh, que es la habitual para todos los eléctricos de PSA asentados sobre la plataforma eCMP.  Van siempre con una mecánica eléctrica de 136 CV y 260 Nm que se muestra suficiente tanto para el urbano e-208, como para el crossover e-2008, algo que pudimos ver cuando lo probamos de primera mano. Y con un sutil cambio consiguen aumentar la autonomía hasta un 8 %.

Estos ejemplares montan una una nueva bomba de calor junto a un sensor de humedad que va en el parabrisas y que sirve para mejorar la eficiencia energética de la calefacción y el aire acondicionado. Gracias a ello se consigue un control más preciso de la recirculación del aire en el habitáculo, lo que repercute en un uso más eficiente de la batería. También se emplean nuevas relaciones en la caja de cambios y se montan unos neumáticos de categoría A+ en sus llantas de 16 pulgadas o 17 pulgadas.

El resultado es que, tras pasar por el ciclo de homologación WLTP, el Peugeot e-208 se queda con 362 kilómetros de autonomía, que son 22 kilómetros más de los que homologaba hasta la fecha. Por otro lado, el Peugeot e-2008 tiene un aumento algo superior y se queda en 345 kilómetros de autonomía eléctrica tras haber ganado 25 kilómetros adicionales. En el uso real cotidiano las ventajas serán notables y se notará la diferencia principalmente a bajas temperaturas.

  • coches eléctricos
  • Peugeot
  • Peugeot 2008
  • Peugeot 208