Logo de Noticias Coches
Luis Ramos Penabad

Así se fragua la planta de captura de CO2 más grande de Europa

El calentamiento global está en boca de todos, más aún desde que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha presentado su informe alertando de la gravedad de la situación.

Hay que reducir emisiones (ahi están los coches eléctricos e híbridos enchufables aportando su grano de arena) y se habla, cómo no de capturar CO2 de la atmósfera. De hecho, dos empresas han empezado a diseñar la planta de captura directa de aire más grande de Europa. Sería capaz de capturar un millón de toneladas de CO2 al año, para luego enterrarlo en las profundidades del Mar del Norte.

Esa contaminación capturada se venderá como créditos de carbono, una demanda cada vez más creciente por las empresas y sus planes de emisiones cero. Las empresas Carbon Engineering y Storegga Geotechnologies, prevén ubicar su panta en el noreste de Escocia. De ese modo cuentan con abundante energía renovable y cercanía para almacenarlo luego. Esperan ponerla en marcha en 2026.

El problema, como siempre que hablamos de tecnología, es el coste. Siempre se dice que 100 dólares por tonelada (84 euros) es el punto donde este tipo de plantas alcanzan la viabilidad económica. Si lo alcanzan, la captura directa de contaminación del aire podría convertirse en una forma razonablemente asequible de abordar entre el 10 % y el 20 % de emisiones difíciles de eliminar, caso de la aviación, el cemento y el acero… que tendrían que pagar a alguien para que limpie su contaminación.

La idea es producir hidrógeno a partir del gas natural extraído del Mar del Norte, mientras se capturan las emisiones liberadas en el proceso. El proyecto reutilizaría la infraestructura de petróleo y gas existente en el extremo noreste de Escocia para transportar el dióxido de carbono, que se inyectaría bajo el lecho marino.

Las empresas esperan construir primero una instalación capaz de capturar 500.000 toneladas anuales, pero con el tiempo podrían duplicar su capacidad. Exactamente igual que un proyecto que Carbon Engineering, planea para Texas (EE.UU.), que se espera que arranque en 2024. Parte del dióxido de carbono capturado se utilizará para la «recuperación mejorada de petróleo»: el gas se inyecta bajo tierra para liberar petróleo adiciona. Esto podría producir combustibles neutros en carbono, que no añaden más emisiones a la atmósfera de los que se eliminan.

Fuente: Carbon Engineering

  • contaminación
  • tecnología