Alemania sigue presionando a sus fabricantes de automóviles para que corrijan las emisiones de sus vehículos con motor diesel. Tras Mercedes y BMW ahora le llega el turno de Porsche. El fabricante de vehículos deportivos tendrá que llamar a revisión a 21.500 unidades del Cayenne.

Las autoridades alemanas han exigido a Porsche que rectifique el software encargado de la gestión del motor de 21.500 unidades del Porsche Cayenne 2014 (fabricadas entre 2014 y 2017) de sus Cayenne Diesel dotados con la mecánica 3.0 V6 diesel (ver prueba) debido a que un software ilegal introducido en los sistemas de gestión del motor permitía alterar las emisiones de gases contaminantes cuando el vehículo detectaba que estaba siendo sometido a mediciones de sus gases de escape.

El software detectado alteraba momentáneamente los volúmenes de emisiones a fin de superar los test de emisión. Más concretamente, Alexandre Dobrint, responsable de Transportes alemán indicó que un dispositivo permitía activar los filtros necesarios para que los SUV del fabricante de Stuttgart no superasen los límites establecidos.

De las 21.500 unidades del Cayenne que Porsche tendrá que llamar a revisión, tan sólo 6.000 se han vendido en Alemania. El resto se distribuyen en los diferentes mercados europeos donde el modelo está a la venta, el español entre ellos. La revisión será  totalmente gratuita para los propietarios de los vehículos afectados. Estos serán contactados directamente por el concesionario donde adquirieron el vehículo para gestionar su paso por el taller.

No se podrán vender más Cayenne diésel en Alemania hasta que se corrijan los niveles de emisiones

La operación correctiva a realizar se tarda aproximadamente una hora en realizar y consiste en la introducción de un nuevo software que corrige los niveles de emisiones del vehículo para que estos se mantengan en todo momento acorde a las limitaciones exigidas. Las llamadas a revisión comenzarán este mismo otoño. Mientras no se corrijan definitivamente los niveles de emisiones, el Gobierno alemán también ha prohibido a Porsche continuar con la venta de esta versión del Cayenne.

En el comunicado oficial emitido por Porsche sobre este asunto la marca deportiva manifiesta haber sido ella la que comunicó las irregularidades detectadas en la mecánica durante unas investigaciones internas, razón por la cual ha acordado con la KBA (el equivalente a la DGT española) acometer esta llamada a revisión. El comunicado dice que “Porsche no desarrolla ni fabrica motores diésel por sí mismo. Sin embargo, como fabricante de vehículos Porsche acepta toda la responsabilidad hacia sus clientes”.

La marca de Stuttgart está sufriendo los efectos colaterales del “dieselgate” protagonizado por los motores del grupo Volkswagen que estalló hace ya dos años y que ya le ha supuesto al consorcio automovilístico alemán unos costes superiores a los 1.046 millones de euros. Volkswagen ha tenido que recomprar 20.000 unidades dotadas con la primera generación del motor V6 TDI en EE.UU. y llamar a revisión a otras 58.000 unidades dotadas con la segunda generación del modelo para la revisión de sus mecánicas.  Pese al tiempo transcurrido desde que las irregularidades salieran a la luz, hasta la fecha la fiscalía de Sttutgart no había iniciado ninguna investigación sobre las mismas.

Fuente: Porsche
Vía: Newspress
Galería de fotos del Porsche Cayenne Diesel:

Ver galeria (111 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta