Logo de Noticias Coches
Porsche Cayenne Turbo 2018 – 2
Luis Ramos Penabad

Porsche Cayenne Turbo 2018, deportividad en formato SUV

La presentación del nuevo Porsche Cayenne 2018 fue algo descafeinada. No había demasiados cambios estéticos y apenas se dieron a conocer los motores de gasolina menos potentes. Y si por algo destaca este SUV premium es por ser uno de los más potentes y dinámicos de su categoría. Pero claro, los de Stuttgart tenían un as en la manga, el Porsche Cayenne Turbo 2018.

El nuevo modelo que coronará la gama llegará al mercado a finales de este mismo año, por un precio bastante elevado, 160.613 euros en España. ¿Mucho? Sí, pero se trata sin duda del modelo que más se acerca, en espíritu y en deportividad, al mítico Porsche 911.

¿Hay diferencias estéticas con el resto de gama? Alguna. Para empezar, tiene un frontal exclusivo, con faros LED del Porsche Dynamic Light System (PDLS), con una doble fila de módulos en las luces delanteras. En el lateral se observan pasos de rueda ensanchados, que guardan llantas de 21 pulgadas de serie (con neumáticos 285/40 delante y 315/35 en el eje trasero). Y, ya en la zaga, unas salidas de escape dobles específicas. Algunas molduras en puertas o el faldón trasero, pintado en el color de la carrocería, completan las novedades.

Y una novedad mundial, un spoiler de techo adaptativo, jamás visto antes en un SUV. En función de su posición logra que el coche sea más eficiente, incremente la carga aerodinámica en el eje trasero o acorte la distancia de frenado a alta velocidad, funcionando como aerofreno (logra que el coche se detenga dos metros antes circulando a 250 km/h).

El interior del Cayenne Turbo 2018 obtiene las mejoras del resto de la gama… pero realzando la deportividad. Se ve en los asientos con reposacabezas integrados como en el 911 2016, con 18 posibilidades de reglaje y calefactados, como el volante de diseño exclusivo para el Turbo.

Destaca el Porsche Advanced Cockpit, una pantalla de alta resolución que permite contor las funciones del vehículo. De serie cuenta, por ejemplo, con el Sistema de Sonido Bose Surround de 710 vatios,

Un ocho cilindros biturbo de 550 CV

Pero si algo es sobresaliente en este SUV, eso es su mecánica, que lo coloca (de nuevo), como uno de los referentes del segmento por dinamismo. Se trata de un V8 biturbo de cuatro litros a con 550 CV y 770 Nm de par máximo, por lo que tiene 30 CV y 20 Nm más que el Cayenne Turbo 2014… pero sin alcanzar los 570 del Cayene Turbo S 2015.

Se asocia a una caja de cambios Tiptronic S de ocho velocidades que envía la fuerza del motor al sistema de tracción integral activa Porsche Traction Management (PTM). Sus prestaciones son escandalosas: acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (3,9 segundos con el Paquete Sport Chrono) y alcanza una velocidad máxima de 286 km/h.

La marca nos cuenta que ha ubicado los turbocompresores en el interior de la “V” que forman los cilindros. De este modo el recorrido de los gases es más corto, con una respuesta mucho más inmediata. También mejora la entrega de potencia y el motor es más compacto y puede colocarse más abajo, para que el centro de gravedad baje y mejore el comportamiento en curva.

Pero… habrá que detener este coche de algún modo. De ello se encargan los nuevos frenos de superficie recubierta y altas prestaciones (Porsche Surface Coated Brake, PSCB), de serie. Los discos están cubiertos por una capa de carburo de tungsteno, lo que aumenta su rendimiento y resistencia a la fatiga, al tiempo que reduce la cantidad de polvo generada. A quien no le parezca suficiente, tiene entre los opcionales los cerámico Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB).

En marcha le ayudará la suspensión neumática de tres cámaras con el sistema de amortiguadores activos PASM, para una mayor versatilidad. Y como ahora monta, como contamos, neumáticos diferentes en cada eje, consigue que la potencia se trasnmita mejor de modo longitudinal y transversal. La amortiguación tiene seis niveles de altura entre los que elegir (perfecto par ausarlo como todoterreno) y hay también programas de conducción para un uso en asfalto o fuera de él.

Entre los opcionales (que habrá multitud), sobresale el eje trasero direccional, el control dinámico de chasis (PDCC) con un sistema eléctrico de 48 voltios o el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV+).

Fuente: Porsche
Galería de fotos:

  • Porsche
  • Porsche Cayenne
  • todocamino