Logo de Noticias Coches
p10_0251_a4
Luis Ramos Penabad

Porsche en el Salón del Automóvil de Madrid

La nueva generación del Porsche Cayenne será la protagonista del espacio de exposición que la marca tendrá en los pabellones de la institución ferial madrileña, aunque el eje central del stand girará en torno a la filosofía “Porsche Intelligent Performance” (“Prestaciones Inteligentes de Porsche”), un principio que se puede encontrar en todos los modelos de la marca: más potencia con menos consumo, más eficiencia y menores emisiones de CO2, tanto en circuito como en carretera.

Porsche Cayenne S Hybrid

La novedad más relevante en la gama es sin duda la llegada del Cayenne S Hybrid, equipado con un sofisticado sistema de propulsión híbrida completo, que trabaja en paralelo con el motor de combustión y consigue un consumo medio de sólo 8,2 litros cada 100 kilómetros. Eso se traduce en unas emisiones de CO2 de apenas 193 g/km, lo que convierte a esta versión en la más limpia de toda la gama Porsche.

Las prestaciones de un Porsche se basan en la inteligencia y en las ideas innovadoras para lograr motores aún más efectivos y carrocerías más ligeras, para obtener más potencia y dinamismo con un consumo de combustible y unas emisiones menores. Después de todo, un deportivo que desperdicia los recursos no tiene sentido, al menos para Porsche. Ésta ha sido la receta del éxito de Porsche desde sus comienzos.

A lo largo de su historia, la firma de Stuttgart se ha basado en este principio de eficiencia: construir automóviles mucho más dinámicos, tanto para la carretera como para los circuitos y, al mismo tiempo, reducir el consumo de combustible y de bajar drásticamente los niveles de CO2.

Lohner-Porsche

Y es que en Porsche ha existido siempre una preocupación clara por los temas medioambientales. No en vano, el primer vehículo híbrido de la historia, el Lohner-Porsche, fue concebido en el año 1900 por Ferdinand Porsche, padre del fundador de la firma de vehículos deportivos. Desde 1986 las emisiones contaminantes se vienen reduciendo en un 1,7% anual y en 1987 el 85% de los vehículos Porsche ya incorporaba el catalizador, algo completamente inusual en aquellas fechas.

La inyección directa de combustible, la caja de cambios PDK de doble embrague, el sistema Start-Stop y la reducción progresiva en el peso de los vehículos, con la utilización de materiales ultraligeros y resistentes, son algunas de las tecnologías recientes incorporadas para bajar los consumos hasta alcanzar valores que ninguna otra marca es capaz de lograr a igualdad de potencias y prestaciones.

Muchos se sorprenderán al conocer que, por ejemplo, un Porsche 911 Carrera gasta menos de 10 litros de promedio con sus 345 CV, o que el nuevo Cayenne Diesel consume apenas 7,4 litros a los 100 kilómetros, rebajando en casi 2 litros la ya increíble cifra de su antecesor.

Incluso el 911 Turbo S, un verdadero icono para los entusiastas de prestaciones en estado puro, equipado con un motor de 530 CV de potencia, consume de promedio sólo 11,4 litros a los 100 kilómetros, lo que le convierte en el más eficiente de los deportivos de altas prestaciones que se comercializan en el mercado.

Porsche 911 GT3 Hybrid

Porsche trabaja también desde hace bastantes años en el perfeccionamiento de la tecnología híbrida. El primer modelo de serie que la incorpora es el nuevo Cayenne y, en breve, se extenderá a otros vehículos de la gama, como el Panamera. Además, ya hay un coche de carreras, el 911 GT3 R Hybrid, compitiendo con éxito en pruebas de resistencia donde la combinación del consumo y las prestaciones es esencial. La innovadora tecnología híbrida con la que está equipado este automóvil ha sido desarrollada especialmente para competición, por lo que su configuración y componentes se diferencian significativamente de los sistemas híbridos convencionales.

La última revolución de Porsche se presentó en el pasado Salón de Ginebra en forma de prototipo. El 918 Spyder es un biplaza propulsado por una mecánica V8 de 500 CV que gira hasta las 9.200 rpm, más unos motores eléctricos en el eje delantero y el trasero que en conjunto dan 218 CV. Pese a estas características técnicas escalofriantes, capaces de conseguir que el vehículo acelere de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y supere los 320 km/h de velocidad máxima, el 918 Spyder tiene únicamente un consumo medio de 3 litros y emite sólo 70 g/km de CO2.

Fotos:

  • coches híbridos
  • Porsche
  • Porsche Cayenne
  • Salón de Madrid 2010