Logo de Noticias Coches
Tesla Huelga de Hambre Noruega (1)
Luis Blázquez

Un grupo de clientes noruegos de Tesla se declaran en “huelga de hambre” para protestar por algo que ya sabían

Efectivamente (o no), un grupo de propietarios noruegos de Tesla está tratando de llamar la atención del CEO de la compañía, Elon Musk, y del mundo entero para expresar su descontento con los controles de calidad de la marca a través de una huelga de hambre. Siendo sinceros, no es precisamente un detalle que pille de rebote o sorpresa, dadas las innumerables quejas –y muchas de ellas con razón– de clientes que no vieron cumplir sus expectativas al hacerse con uno de los aclamados modelos del fabricante estadounidense.

“Somos un grupo de propietarios noruegos de Tesla insatisfechos”, escribe el grupo en su web. “Creemos que, si Elon Musk se entera de nuestros problemas, resolverá la situación”. El grupo inició una huelga de hambre con el fin de crear conciencia acerca de una letanía de quejas de clientes de la nación nórdica. Estas quejas van desde problemas que afectan a los clientes en el país, como coches que no arrancan y manijas de puertas que no abren cuando hace frío, hasta problemas que no deberían afectar al país, como unidades que no funcionan en climas cálidos, burbujas en los asientos, agua filtrada o bordes amarillos alrededor de la pantalla, entre otros.

Además de los problemas con los vehículos en sí, la página web enumera problemas con la carga, una duración de la batería inferior a la prometida y nuevas estaciones de carga que no se adaptan a los modelos más veterano, a pesar de la promesa de las recargas gratuitas de por vida. Los dueños de estos coches también se quejan de la forma en que los trata la entidad, afirmando que los problemas de algunos clientes no se resuelven en los centros de servicio de Tesla, así como un servicio de atención al cliente que ni te responde ni te soluciona nada.

A pesar de eso, no han faltado las quejas relacionadas con la calidad de Tesla en países de todo el mundo. Los clientes han informado problemas con la rotura de los cristales de sus vehículos sin motivo aparente, grietas en componentes estructurales que, simplemente, se han pintado por encima, parachoques que se caen bajo la lluvia y un largo etcétera. Pero sin irnos de Noruega, los 17 dueños insatisfechos quisieron llamar la atención del primer mundo con una huelga de hambre de 24 horas entre el 27 y 28 de agosto, y que no todos pudieron aguantar…

No es que queramos juzgar a nadie, pero estamos todos de acuerdo en que 24 horas sin comer apenas es una huelga de hambre. Mahatma Gandhi, quien repetidamente las hizo a lo largo de su vida para protestar contra el dominio colonial británico en la India, tiene incluso una página de Wikipedia entera dedicada únicamente a su ayuno (el período más largo fue de 21 días, por si tenías curiosidad). En la huelga de hambre irlandesa de 1981, 10 huelguistas murieron entre los días 59 y 73 de sus huelgas, y cambiaron el futuro político de Irlanda.

Llamar a un solo día sin comer una “huelga de hambre” por problemas de control de calidad, con unos coches famosos por problemas de control de calidad, nada menos, es un poco insultante para todos los que alguna vez, realmente, han hecho una huelga de hambre. Incluso entonces, ni siquiera el total de las personas que ha participado en esta “huelga de hambre” sin haber consumido al menos un refrigerio. Estoy seguro de que más de uno se ha pasado un día en ayunas por el motivo que sea. Más tarde tendrías hambre, pero no lo llamarías huelga.

Fuente: CarBuzz

  • coches eléctricos
  • Tesla